miércoles, 10 de diciembre de 2008

Vicky Cristina Barcelona


Siempre me gustó Woody Allen; recuerdo muchas tardes estupendas pasadas en la Filmoteca de Madrid descubriendo sus películas más antiguas: Bananas, Toma el dinero y corre, Todo lo que usted quiso saber sobre el sexo...Y a partir de ahí, seguirle con devoción: Annie Hall, Manhattan y tantas más.
También conservo en mi biblioteca muchos de sus guiones con los que he podido saborear sus chispeantes diálogos con calma, sin que se me escapase ninguna de sus geniales ocurrencias, así como varios de sus libros: "Sin plumas" "Perfiles" o "Cómo acabar de una vez por todas con la cultura" que todavía ojeo de vez en cuando y de los que han salido muchas de las ingeniosas frases que circulan por la red.
¿Por qué este post se titula Vicky Cristina Barcelona y sólo hablo de Woody Allen? Porque no tengo mucho que decir de la película salvo que me ha decepcionado. Va de enredos de pareja, como tantas otras de sus pelis, pero sin chispa; da la impresión de que el director tenía ganas de hacer un poco de turismo por España y encontró esa excusa. Ni siquiera las imágenes de Barcelona y Oviedo, donde transcurre la acción, son muy allá. Para mí lo más destacable es Penelope Cruz, guapísima, racial; la Johansson con cara de nada, como si creyera que con poner la carita ya hacía bastante; Bardem de machus hispánicus...
Me gustaban mucho más las pelis de Allen con él como actor, con las hilarantes situaciones que vivía, con sus líos de pareja, con psicoanálisis y con el telón de fondo de Nueva York y la música de jazz.
En fin, siempre nos quedarán las viejas películas y sus libros.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails