jueves, 29 de enero de 2009

Torbellino de ideas


No sé qué me pasa últimamente: se me ocurren tantas cosas, tengo tantas historias que contar que no soy capaz de centrarme en ninguna. Empiezo a escribir algo, se me cruza otra idea, y dejo la primera para ponerme con la segunda, pero después aparece otra, y voy acumulando historias que empiezan y no saben como ni cuando terminarán. Que si ahora un cuento, después una novela, un relato para un concurso, ¡hasta me tienta lo poesía, que no se me ha dado bien en la vida! El cuento puede ser una novela, la novela una obra de teatro; todo es apto para mil formatos diferentes ¿lo escribo en todas sus formas posibles? vale, pero ¿por cual empiezo?
Es angustioso, nunca me había pasado esto. Normalmente, cuando se me ha ocurrido algo lo he ido desarrollando en mi mente, y cuando lo he tenido un poco claro me he puesto a escribir y me he mantenido centrada en ello hasta el final.
En estos momentos tengo dos relatos empezados, otros dos por revisar, una novela que reescribir, un cuento infantil también para revisar, algo que todavía no sé si es un libro de autoayuda o un monólogo de teatro, y mil ideas que anoto y en las que no quiero pensar más por el momento...
Creo que esto es un cuadro de ansiedad literaria, o una diarrea creativa (con perdón), o estoy neurótica perdida, (histérica, que diría Freud).
Con las lecturas me pasa algo parecido: estoy leyendo dos novelas a la vez y ando loca por terminarlas y poder ponerme con otros mil libros que tengo pendientes.
Me he hecho una lista de prioridades, pero ni por esas.

Necesito unas vacaciones, retirarme a algún lugar paradisiaco con libros, música y un portátil.
Seguro que eso me ayudaría...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails