lunes, 16 de marzo de 2009

Curso: El corrector editorial


Si llegamos a vérnoslas con el corrector editorial podemos darnos con un canto en los dientes, porque eso significa que hemos firmado un contrato y nuestro libro será publicado una vez superadas todas las fases, que no son pocas.
Josep Lluch, filólogo y corrector de la Editorial Columna, nos ha explicado que en una primera corrección se examina la ortografía, la gramática, el léxico, la sintaxis, y también el estilo y la coherencia desde una cierta distancia. Sin embargo, es un estudio subjetivo, ya que influye el gusto personal en cuanto a la construcción de las frases e incluso en la puntuación o el uso de determinadas palabras. Por lo que al autor lo se le devuelve, son en realidad, sugerencias que puede aceptar o no. Una vez autor y corrector se han puesto de acuerdo y consideran que el manuscrito está en condiciones, el corrector pasa a otra fase en la que lo prepara para maquetar y el proceso sigue adelante.
Antes las editoriales tenían sus propios correctores en plantilla, pero actualmente muchas de ellas recurren a profesionales externos. Según Josep eso no es bueno porque es importante tener en cuenta el estilo personal de la Editorial y lo que ésta quiere.
Y esto es todo por hoy en cuanto al curso.

Como veis, la "Lluna" ha llegado a un acuerdo con el portátil y ha encontrado su sitio. No parece muy traumatizada ¿verdad?.
La que no encuentra lo que quiere en el portátil soy yo:¿Alguien puede decirme cómo narices se pone el guión largo en este trasto?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails