jueves, 16 de abril de 2009

"El viaje del elefante", José Saramago


Casualmente, el día de la presentación del libro que os comentaba en mi entrada anterior, dos caballeros que estaban a mi lado hablaban de lo soporífero que era Saramago, por muy Premio Nobel que fuera...Yo, que acababa de terminar "El viaje del elefante" no pude resistir la tentación de recomendárselo con la certeza de que cambiarían de opinión.

"El viaje del elefante" parte de un hecho histórico: En el siglo XVI el rey Juan III de Portugal regala al archiduque Maximiliano de Austria, que se encuentra en Valladolid, un elefante asiático llamado Salomón. Y ahí empieza la aventura del pobre elefante que debe realizar un largo viaje desde Lisboa hasta Viena, siempre acompañado por su cuidador, Subhro, un gran filosofo y un hombre sabio, pese a sus humildes orígenes.

El cuento de casi 300 páginas (como lo denomina Saramago que se niega a llamarlo novela y mucho menos, histórica), se lee de corrido (de hecho, es así como está escrito: sin apenas signos de puntuación, ni uno sólo de interrogación, ni un mal guión, ni mayúsculas en los nombres propios...¡cosas de Nobel!), y se lee con una sonrisa en los labios e incluso alguna risa.

Es un relato lleno de humor y ternura que utiliza la ironía para arremeter contra la nobleza, la iglesia y todo bicho viviente sin despeinarse, y con alguna "perla" entre medias sobre el hecho de escribir.

Pues ¡hala! a apuntar otro título a la lista.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails