jueves, 23 de julio de 2009

Sobre la necesidad de escribir


Cuando terminé la última revisión de "Nunca fuimos a Katmandú" y se la entregué a la agencia decidí que me tomaría un descanso. Relax absoluto. Nada de escribir, nada de darle vueltas en la cabeza a personajes y situaciones, nada de la ansiedad de ponerse ante el teclado, de avanzar cada día, de terminar. Me dedicaría al blog, a leer, a salir, a no pensar en nada. Pero...
Como dice García Márquez, un escritor necesita escribir como necesita beber agua. Y decía también una escritora, no recuerdo ahora quien, que para un escritor un día sin escribir es un dia perdido.
Esa es la sensación que tengo cuando llevo unos días sin escribir: de tiempo perdido, de otro día vacío, desperdiciado.
¿Os pasa lo mismo a l@s que escribís?
Bien mirado es una esclavitud, una dependencia, como una droga.
Sigo resintiéndome. Dentro de nada me voy de vacaciones. Cuando vuelva empezaré a revisar la otra novela e iré perfilando otra idea que me está rondando por la cabeza. Bueno, eso ya lo estoy haciendo aunque no quiera, ¡Cachis...! Me despierto cada mañana pensando en ella, va tomando forma, se van definiendo personajes, tomo algunas notas. Pero nada más. Bueno, he escrito una escena; pero es que lo había soñado y si no, se me iba a olvidar; y ya sé como se llama la prota y el título.
¡Hala, ya está! Que hace mucho calor para pensar.

(Imágenes: La "Lluna" leyendo, y unos "colegas" que han venido de visita)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails