miércoles, 8 de julio de 2009

Ya es oficial: ¡tengo agente literario!

Todavía me cuesta creer lo rápido y fácil que ha sido todo, pero así es: tengo una agente que ya está trabajando por mi novela y un contrato en mis manos.

Siempre confié en "Nunca fuimos a Katmandú", pero estaba preparada para recibir muchas negativas antes de verla publicada. Todo el mundo me decía lo difícil que era que una editorial o una agencia te leyeran, que te diesen una oportunidad, que jugaban muchos factores además de la calidad del manuscrito; pero había que intentarlo.

Creo que fue a finales de febrero cuando colgué un post anunciando mi intención de empezar a mover la novela. Ese mismo día envié un escueto email y un par de capítulos a una agencia de la que había oído hablar muy bien, y a la mañana siguiente tenía una respuesta en mi correo.
Lo demás ya lo sabéis porque lo he ido contando aquí puntualmente. Ahora ya puedo desvelar que se trata de la agencia de Sandra Bruna y que todo se lo debo a Joan Bruna, el padre de Sandra, que desde el primer momento se tomó un interés personal por mi novela. Gracias,Joan. Siempre te estaré agradecida.


Hoy el día prometía. Ha empezado con un precioso reconocimiento por parte de mi querido amigo Stanley Kowalski en su blog al que desde aquí también quiero dar las gracias, y se ha cerrado con la certeza de ver publicada mi primera novela en breve. ¿Qué más se puede pedir?

Estoy feliz, feliz, feliz.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails