viernes, 4 de septiembre de 2009

Ulises, de James Joyce


Por fin he conseguido terminar el Ulises. Y dicho así, creo que queda bastante claro que no ha sido una lectura fácil.
No voy a hacerme ahora la intelectual y decir que es una obra maravillosa y me ha entusiasmado; prefiero ser honesta y confesar que algunas partes me han gustado, otras se me han hecho pesadas, y otras soporíferas.
Matizando un poco diría que la primera parte me gustó; me pareció interesante la idea de poner la voz narrativa en el pensamiento errático de los personajes (tal y como ocurre realmente en nuestra mente,lo que crea cierta confusión pero acabas cogiéndole el punto). En otros capítulos cambia totalmente de estilo: periodístico, teatral, monólogo, romántico, surrealista, absurdo...Lo que, según te pille el cuerpo, lo hace más llevadero o directamente insoportable.
He leído por ahí que Joyce lo escribió como un divertimento, y le preocupaba que la gente se lo tomase demasiado en serio (como de hecho ha ocurrido). A mí me parece que quería experimentar, y como experimento resulta interesante y curioso.

Lo que no se puede negar es la calidad literaria y la enorme riqueza lingüística y semántica del autor (y todo eso sin Internet ni Google...).

Como quiera que sea, creo que es un texto obligado para cualquier escritor/a y lector/a que se precie. Y me da la impresión de que es una de aquellas lecturas que ganan con el tiempo (en el recuerdo), como los buenos vinos.

¿Alguien se anima? Espero vuestras opiniones.

¡Feliz finde!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails