sábado, 24 de abril de 2010

Crónica de Sant Jordi


Tengo la impresión de que esta fiesta (que no es fiesta en Barcelona, o sea, que es día laborable), cada año es más multitudinaria. Desde buena mañana empiezan a proliferar puestos de rosas y libros por toda la ciudad, cada año más, éste se han apuntado estudiantes y parados buscando ganarse unos euros. Supongo que al amanecer, Mercabarna sería un hervidero de gente comprando rosas para venderlas después. Tanta competencia agudiza el ingenio, y muchos de estos vendedores ocasionales se disfrazan para atraer la atención de los viandantes y curiosos.

El centro de la ciudad era una locura; ni en Navidad hay tanta gente por las calles. Por la tarde apenas si se podía dar un paso por las Ramblas, Plaza Catalunya o Rambla Catalunya, que son las zonas en las que se concentran las principales carpas donde firman los autores del momento. Por allí estuvieron Vila-Matas; Lucía Etxebarría, que acabó con la mano hecha polvo; Clara Sanchez, última ganadora del Premio Nadal; Eduard Punset, de los más vendidos este año; impresionante la cola, básicamente formada por jovencitas, que aguardaba para hacerse con la firma de Federico Moccia, exitoso autor de "Perdona, pero quiero casarme"; junto a éste, Joan Bruna y Francesc Miralles firmaban al alimón su recien nacido "El legado de Judas". Y así, un sinfín de autores más.
Los turistas contemplaban el espectáculo alucinando pepinillos; deberían pensar que en esta ciudad todos estamos locos y que vivimos así todos los días del año, jeje. Aunque creo que en algunos hoteles les informaban de lo que se iban a encontrar.
Yo cumplí con mi compromiso de leer unas páginas de "El general en su laberinto" en el patio del Museo Frederic Marés, que era un remanso de paz entre tanta algarabía, y me regalaron un ejemplar del libro y una entrada para el Teatre Grec en el que se representará este verano "Bolivar, fragmentos de un sueño"; después me metí en la vorágine de las calles para visitar a algun@s amig@s.

Llegué a casa con los pies destrozados, pero fue un bonito día.

¡Feliz finde!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails