miércoles, 21 de abril de 2010

Y la vida sigue...


Y por suerte, no sigue igual; cambia día a día, evoluciona, y seguimos avanzando con ella. Cualquier tiempo pasado no fue mejor, lo mejor es el hoy, el ahora, y mirar hacia el futuro que con toda seguridad todavía será mejor.

Hoy estoy filosófica, y optimista, jeje, es el sol, que me carga las pilas.

Ya falta menos para que "Nunca fuimos a Katmadú" vea la luz. Por ese lado, me alegra que el tiempo pase tan deprisa, estoy deseando tener el libro en mis manos y que tod@s lo tengáis también y podáis criticarme, jajaja.

Sigo con mi tercera novela, con dudas a veces ¿pero cuándo no dudamos los escritores? Esperaremos a ver el resultado final, y el veredicto...

La gran fiesta de Sant Jordi está a la vuelta de la esquina, todo son preparativos, excitación, ilusión. Libros y rosas, la combinación perfecta. Este año es muy especial para mi, me siento partícipe de verdad, no como mera espectadora y admiradora de tantos autores, sino parte integrante de ese mundo literario que adoro: visitaré a amig@s y colaboraré leyendo un fragmento de "El general en su laberinto", de Gabriel García Márquez, en una lectura continuada que se realizará en el Patio del Museo Frederic Marés.
Será un día emocionante.
El fin de semana os lo contaré.

Y os dejo con una sonrisa: la parte del estupendo post que mi querido Stanley ha tenido a bien dedicarme en su blog, Historias Cálidas, donde un par de vecindonas suyas no dejan títere con cabeza. No olvidéis pasaros por su blog a leer el resto, hay más "víctimas" conocidas de tod@s:

"- ¿Usted conoce a esa que tiene el techo lleno de gatos?

- ¡Si, Lolita! ¡Una española adorable que fue una exquisita actriz y ahora es una gran escritora!

- ¡Otra que bien baila!

-¿Pero que tiene que decir de Lola? Es un mujer valiente, brillante en lo que hace, y dio el gran salto de dejar todo por su pasión, la escritura ¡Una audacia en los tiempos que corren!

- ¡Entonces que escriba! Anda de fiesta en fiesta, echó al hijo, pobrecito, que se tuvo que ir a Sicilia, para quedarse sola en la casa. ¡Si los gatos que tiene hablaran! Otra que también bebe…

- ¡Deje de calumniar a la gente! Lolita está a punto de publicar su novela y mientras tanto escribe a toda máquina su próximo trabajo, ha demostrado ser una madre ejemplar y además ¿Qué obsesión tiene con la bebida? ¡Usted debería estar bien calladita porque su marido es un borracho!"


Fotos: Las pruebas fehacientes de lo que dicen las vecinas de Stanley: los gatos que tengo "en el techo" y la dura vida de mi hijo en el exilio ¡pobrecillo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails