lunes, 3 de mayo de 2010

Marilyn y la literatura


En los últimos días se ha dado la coincidencia de que he visto varias imágenes de Marilyn Monroe con libros en las manos. Nunca la había imaginado así, aficionada a la literatura…Me llamó la atención y busqué más imágenes en la misma tesitura y encontré unas cuantas.

Claro que algunas de ellas resultan un tanto sospechosas: ¿Marilyn devorando el Ulises de Joyce y con esa cara de concentración? ¿Y en semejante postura y asiento de lo que parece un columpio de un parque infantil?

Hay otra foto en la que lo que la tiene subyugada es “Hojas de hierba” de Walt Whitman…y otra más en la que se siente atraída por nuestro Francisco de Goya (aunque no es eso lo que más parece interesar al fotógrafo…).
Digo yo que a lo mejor es verdad que a la chica le gustaba leer…o quizás lo que buscaban (ella misma o quienes la asesoraban) era romper un poco con la imagen pública de rubia tonta y frívola, inevitable, por otra parte, con esa cara y ese cuerpo (¡ay, si la envidia fuera tiña…) y que además se veía reforzada en sus películas.

Lo cierto es que se sentía atraída por los intelectuales. Fue amiga de Truman Capote, de Andy Wharhol, y se casó con Arthur Miller; y también trató de hacer películas más serias, como “The Misfits”, película maldita (todos sus protagonistas murieron al poco tiempo y de forma no natural) y la última de la actriz.

Marilyn fue víctima de su propio mito y el personaje público devoró al ser humano…A cambio, ganó la inmortalidad.

Ella perdió y nosotr@s ganamos: siempre nos quedará el recuerdo de la bellísima, dulce y entrañable Marilyn.

Feliz semana.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails