jueves, 27 de mayo de 2010

¡Misión cumplida!

Por fin he terminado la primera revisión de "Nunca fuimos a Katmandú". ¡Uff!
Por lo que me han comentado, ahora se va a maquetar el texto y todavía quedan dos revisiones más y dos lecturas (una por parte de la editorial y otra por la mía para dar el O.K. final).

Me lo he pasado bien con esta parte del proceso; me ha servido para aprender algunas cosas y aclarar algunas dudas.
Supongo que cada editorial (y cada corrector) tendrán su estilo y sus preferencias en cuanto a lo que les parece bien y lo que no, aparte de lo puramente normativo, claro. Pero en este caso puedo deciros que no les gustan nada los gerundios; en cambio no me han puesto pegas con los adjetivos (yo soy muy adjetivera, jeje); otra guerra ha sido el "le" o "lo" para el masculino singular, y esa todavía no la tengo clara...El resto eran algunos acentos que se me habían escapado y una coma por aquí, un punto por allá.
Todo bastante llevadero, porque me han dicho que hay casos que es sangrante...

Desde ya os digo que quince días para revisar, aceptar o rechazar tropecientas sugerencias no deja tiempo para nada más, de ahí mi ausencia del bloguerío.

Y la verdad es que os he encontrado a faltar, y agradezco a quienes se han molestado en entrar en mi blog y dejar un comentario pese a saber que no les devolvería la visita ni les comentaría; que no todo es "yo te doy si tu me das", ya me entendéis...


Y gracias también a mi amiga Montse, de El mundo tras mi cámara, que nos ha hecho un regalo precioso a tod@s sus comentaristas y que está triunfando con sus fotos y su sencillez.Es como la conocéis a través del blog.
¡Montse! ¡Ya te lo decía yo! Jajaja.

Poquito a poco iré pasando por vuestras "casas".

Besitos.

(Fotos: mis gatos "ayudándome" mientras trabajo, y el regalo de Montse con la colaboración en el diseño de Jo Gras).

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails