jueves, 3 de junio de 2010

La Mariné en plan "destroyer"

Hoy toca comentario de las dos últimas novelas que he leído sin que acabara de convencerme ninguna de las dos...Siendo, como de costumbre, mi punto de vista personal como simple lectora.

La primera es Martin Eden, de Jack London. Leí un comentario entusiasta en alguna parte y despertó mi curiosidad.

Para quien no conozca la historia, va de un joven y rudo marino que conoce a una señorita bien y cultivada, y para estar a su altura decide convertirse en un gran escritor. Devora libros y escribe incansablemente; rechazan sus trabajos una y otra vez, pero él no se rinde porque tiene una autoestima a prueba de bomba y se siente superior al resto de la humanidad...

No es que no me haya gustado; es entretenida, y desde luego, alentadora para quien persigue un sueño; estoy segura de que si la hubiese leído a los diecisiete años me habría entusiasmado. Porque es, como al parecer, toda la obra de Jack London, una novela juvenil. Lo que no acabo de ver claro es que la literatura juvenil deba ser una simple sucesión de aventuras sin profundizar en los personajes ni cuidar la calidad: el lenguaje es demasiado sencillo y los personajes, planos. Y no resulta fácil simpatizar con ese protagonista engreído y bravucón.

La segunda es Un hombre en la oscuridad, de Paul Auster, uno de mis ídolos. Pero la pasión no me ciega, ni me influyen los comentarios mayoritariamente positivos. Lo siento, a mí no me ha gustado.

Como es habitual en Auster, nos cuenta dos historias paralelas: la de un hombre que llena sus horas de insomnio inventando historias y la de uno de sus personajes, que debe matarlo para resolver la suya propia.
La idea me parece genial. Pero si bien la parte del personaje "real" me resulta interesante, no acabo de entrar en la del personaje de ficción.

Sin embargo, como creo que una flor no hace verano, he empezado a leer Invisible, y me está gustando desde las primeras líneas.
Pienso que, por muy bueno que sea un escritor, no siempre va a acertar, máxime si publica un libro cada año. Debe llegar un momento en que las musas están con la lengua fuera y deciden tomarse unas vacaciones, dejando al autor que se las componga solo, digo yo.

Ánimo, que ya queda poco para el finde ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails