jueves, 15 de julio de 2010

Invisible, Paul Auster

Quienes me conocéis sabéis que soy fan incondicional de Paul Auster y que no me pierdo una de sus novelas.
Sin embargo, la última que leí, Un hombre en la oscuridad, no me gustó; todo lo contrario de lo que ha ocurrido con Invisible, que me ha encantado. Creo que es una novela redonda que se sale de los cánones habituales de sus últimas obras.

La novela está dividida en cuatro partes: primavera, verano, otoño e invierno. Cada una de ellas,   desde una voz narrativa distinta, cuenta la historia de Adam Walker, un joven poeta norteamericano estudiante en la Universidad de Columbia que conoce en una fiesta a la extraña pareja formada por la misteriosa Margot y el excéntrico e inquietante Rudolf Born que marcarán toda su vida.
En la segunda parte, Primavera, somos testigos del incestuoso amor entre Walker y su hermana Gwyn hasta que éste se traslada a París donde se reencuentra con Margot y Rudolf.
En la tercera parte, Otoño, es un famoso escritor, amigo de Walker quien trata de poner orden a la continuación de sus  apuntes autobiográficos y se añaden reflexiones de ambos sobre la poesía y la literatura.
En invierno Adam Walker ha fallecido y es su familia, así como su hermana Gwyn, que  desmiente el incesto, quienes aportan los últimos dados. Y de la mano de Cecile, que conoció bien a Born, viajamos al Caribe y nos enteramos de lo que ha sido de éste extraño personaje.

Una novela muy, muy interesante que os recomiendo encarecidamente.

Y para terminar, transcribo algo que dijo Paul Auster en una entrevista  que da muestra de su humildad y de sus ansias de superación:

"No sentirse feliz forma parte de la naturaleza de este trabajo. Experimento un minuto de satisfacción cuando acabo un libro o cuando pienso que ha sido un buen día de trabajo. Después, me gana el desasosiego, pienso que he de leer más libros para hacerlo mejor en la próxima ocasión".


¡Ah! Y si me olvidaba comentaros que al parecer nuestro amigo Stanley Kowalski de "Historias cálidas" ha sido víctima de un atentado contra su blog y éste ha desaparecido.
Podéis enteraros de todo en su página de Facebook.
Un beso, Stanley.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails