martes, 21 de septiembre de 2010

Faltan 48 horas

Ya lo he contado en el blog de la novela, pero como much@s no os pasáis por allí porque sois un@s vag@s, o porque no lo seguís ni lo tenéis enlazado (salvo honrosas excepciones) y no os enteráis de las novedades, pues os lo tengo que repetir aquí.

Bueno, y ahora que ya os he echado la bronca, jeje, vamos al tema:

¡Estoy histérica! Ya ni duermo esperando que pasen estas 48 horas y pueda hacer un safari por Barcelona para extasiarme contemplando mi novela en las librerías. Ya sé que el que esté a la venta no va a cambiar mi vida de repente, lo único que significa es que se podrá comprar y leer. Habrá que esperar un poquito más para que empiece a haber reacciones y comentarios. Pero, en fin, qué queréis, soy novata y me hace mucha ilusión.

También me ha hecho ilusión leer la primera reseña que ha aparecido de Nunca fuimos a Katmandú, realizada por María Dolores García Pastor, para  Anika entre libros. Os pongo aquí un cachito de muestra, pero para leerla entera pasaos por la web de Anika donde también podéis dejar un comentario.

 "...esperaba con ganas esta novela de Lola Mariné.

De su mano he conocido a Laura, Elena, Gloria, Teresa y Ruth,  con las que no en pocos momentos me he sentido identificada.
...Relatos de vidas normales que nos conmueven, que son capaces de arrancarnos alguna que otra sonrisa y que muchas veces nos llevan al llanto.

...Las mujeres de Lola Mariné son reales, con miedos e inquietudes de verdad.
Confieso que hay dos momentos de la novela que me hicieron aflorar un par de lágrimas y ambos vienen acompañados de sendas bandas sonoras de lujo.
...el final es impactante y también lo es descubrir a qué hace referencia el estupendo título que le da nombre. Un momento de los más inolvidables de la novela.

Por lo demás, el estilo de esta autora es fluido. Lola Mariné escribe para contar historias no para demostrarnos lo bien que sabe escribir, error común en muchos escritores noveles que se pierden en su deseo desmedido de lucirse. Su prosa limpia hace que no perdamos de vista la historia y que acabemos formando parte de ella. Por todo esto "Nunca fuimos a Katmandú" es una novela entretenida y muy recomendable que engancha y despierta emociones. Y esto no es poco en una escritora debutante. No sé lo que pedirán otros lectores pero yo siempre espero de un libro que me haga sentir y el de Lola Mariné lo ha conseguido.

María Dolores García Pastor "

Mi agradecimiento a María Dolores y a Anika, y vosotr@s ya sabéis:  el dia 23, a hacer cola en las librerías :))

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails