domingo, 21 de noviembre de 2010

Mi vida sin mi PC

El viernes pasado mi ordenador amaneció muerto..Claro, según la infalible Ley de Murphy tenía que ser el viernes, no podía ocurrir otro día y que el problema se resolviera enseguida, no, el viernes y con un fin de semana de por medio para prolongar la "agonía".
Lo examinamos, le dimos los primeros auxilios, le hicimos el boca a boca, pero nada, no respondía, la pantalla seguía en negro como una noche tenebrosa...
Corrí a urgencias y me dijeron que debía dejarlo ingresado para que pudieran examinarlo a fondo. Por la tarde me llamaron: la cosa era grave, pero sobreviviría.
De regreso a casa me entró el pánico, ¿qué sería de mi sin mi portátil? Pero luego pensé que podría vivir  una nueva experiencia, tendría más tiempo para leer, para salir, para hacer otras cosas. No nos damos cuenta de la dependencia que tenemos de aparatos como el ordenador o el móvil en nuestra vida diaria y del tiempo que nos quitan, cuando de hecho, tod@s vivíamos sin ellos hasta no hace demasiado tiempo.

Es cierto que he aprovechado bien estos dos días, pero por fortuna mi hijo en sus idas y venidas por el mundo a vuelto a casa y con él su portátil. ¡Uff! ¡Qué alivio!

No tengo mis fotos, mis escritos (no soy capaz de escribir a mano más que breves notas) ni muchas de las cosas que utilizo habitualmente, pero al menos puedo comunicarme :) aunque sea menos, porque tengo que compartirlo con Álvaro.
La semana próxima volveré a acariciar mi propio teclado.

¡Feliz domingo y feliz semana!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails