miércoles, 31 de marzo de 2010

El legado, la hija de Hitler (de Blanca Miosi)


Siempre resulta grato poder comentar una novela de un/a amig@ de la blogosfera, algo que, felizmente,parece que está ocurriendo cada vez con mayor frecuencia.
Hoy le toca el turno a El legado, la hija de Hitler, de nuestra compañera Blanca Miosi.

Ya varios de vosotros habéis hecho la correspondiente reseña en vuestros blogs, por lo que no me voy a extender demasiado para no repetir lo ya dicho sino que me voy a limitar a dar mi opinión personal.

La novela me enganchó desde las primeras lineas, y la he leído en un tiempo relativamente corto, lo que ya dice mucho en su favor. No es una novela histórica, sino una narración de ficción situada en un determinado momento histórico. Creo que su punto más fuerte es que está muy bien estructurada; me parece perfecta esa combinación entre acontecimientos y personajes reales y ficción, tras lo que se adivina un exhaustivo trabajo de investigación.

Los personajes están muy bien definidos, con lo que se consigue que todos ellos, sin excepción, resulten interesantes. Personalmente me parece fascinante el Mago Hanussen, con esa mezcla de bondad y maldad, de delirio y cordura que, precisamente por tratar de evitarlo, empuja a la desgracia a varias generaciones de su familia. Y la figura de Hitler, el monstruo humanizado por la pluma de esta escritora.


El interés en la trama no decae en ningún momento, y la brevedad de los capítulos hace muy cómoda la lectura.

Espero que Blanca no se enfade conmigo si digo que en El legado, la hija de Hitler yo veo dos novelas en una. A mi entender, la novela podría haber terminado con la historia de Sofía; la tercera generación, la de Oliver, daba para escribir una segunda parte independiente.

En conclusión, estamos ante una novela entretenida y amena que os dejará un buen sabor de boca.

¡Enhorabuena, Blanca!

sábado, 27 de marzo de 2010

Efemérides de los últimos días de marzo


Quizás la efemérides más destacable de este mes sea la muerte de Miguel Hernandez (28/03/1942) en la prisión de Orihuela; un año antes y en el mismo dia moría Virginia Woolf, en este caso, por su propia voluntad.
También nos dejaron para siempre Jules Verne( 1905), ese visionario de prodigiosa imaginación; Whalt Whitman (1892) ¿Quién no ha leído "Hojas de Hierba"? (pues deberíais); Charlotte Brontë (1855), la misma vida de las tres hermanas podría ser una novela; y Sthendal (1842), entre otros muchos, claro.

Pero no todo fueron defunciones en este mes primaveral y ventoso ("marzo ventoso y abril lluvioso traen a mayo florido y hermoso", jeje); también vinieron al mundo muchas inocentes criaturas que con el tiempo se convertirían en excepcionales personajes.


Tal es el caso de Mariano José de Larra (1809), aquel que dijo que en España escribir era llorar ¿alguien lo subscribe en la actualidad?; un año antes nació José de Espronceda (ya sabéis: "con cien cañones por banda, viento en popa, a toda vela..."); Tennesse Williams (1911), ¿qué sería de nuestro querido Stanley sin él?; Máximo Gorki (1868), y Mario Vargas LLosa en 1936.

También, claro está, entre otros muchos nacimientos, incluidas otras célebres personalidades que no he mencionado porque no acabaríamos nunca. Y como hoy es sábado y hace un tiempo estupendo (al menos por aquí), lo que tenéis que hacer es iros por ahí de pendoneo en vez de estar pegados al ordenador.

¡Hala! Feliz finde a tod@s.

miércoles, 24 de marzo de 2010

¡Ay, la primavera...!


La primavera está en el aire, se siente, se nota...en nuestros corazones, porque lo que es en la climatología se sigue haciendo desear.
Y como no podía ser de otro modo, la primavera ha llegado a mi casa y ha triunfado el amor. Sí, señoras y señores, ¡mis gat@s se aman! y se aman MUCHO...afortunadamente Jimmy no está "operativo", aunque sí rendido de amor por Lluna y viceversa; se persiguen, se revuelcan, se abrazan, se besan, se muerden...en fin, no sigo por si hay menores. Total, que se han hecho inseparables.
Me divierte observarlos porque son como cualquier pareja humana: él la persigue todo el día, ella se deja querer, cuando le apetece se pone cariñosa y cuando no, le mete caña, y el pobre Jimmy la mira con ojitos de cordero degollado...

La novela va saliendo. Una vez resuelto el problema de estructura que tenía la cosa está resultando mucho más fácil de lo que parecía. Ahora ya sólo es cuestión de ir trabajando y profundizando en los personajes, que también estaban un poco cogidos con alfileres.

La primavera también ha llegado a Sicilia, creo. Mi hijo Alvaro está feliz en un pueblo precioso llamado Terrasini; al día siguiente de llegar ya tenía trabajo y casa y ya se había hecho amigo de todo el pueblo. ¡Qué tío! Es todo un personaje ¿a quién habrá salido? Me da una envidia cada vez que hablo con él que en cuanto pueda para allá que se va la "mamma".

Y una alegría que me he llevado esta semana es que en Atrápalo.com sale una breve reseña de mi blog y me ha hecho mucha ilusión. Podéis verla en el enlace.

Y la vida sigue su curso...

domingo, 21 de marzo de 2010

Reescribir una novela

Escribí mi primera novela hace tres años; antes sólo me había atrevido con relatos breves.

Me tiré a la piscina literalmente "en bolas": lo único que sabía era que uno de mis relatos podía convertirse en una novela y me lancé sin tener ni idea de cómo estructurarla, sin saber nada de los personajes, sin siquiera tener muy clara la historia. En realidad, cada vez que me sentaba a escribir lo hacía con curiosidad, preguntándome qué pasaría, como si más que escribirla la estuviera leyendo.

La terminé y me dispuse a revisarla, pero entonces se cruzó en mi mente "Nunca fuimos a Katmandú", después, ya sabéis todo lo que ha pasado, y a continuación, no sé por qué, se le coló también "Habana Jazz Club".

Ahora quiero retomarla porque, como os dije, me gusta la historia, el tema es interesante y es completamente distinta a las otras dos, que podrían inscribirse en el género "women ficcion" (y lo escribo en inglés porque eso de "literatura femenina" me suena fatal); en cambio en ésta (no puedo dar el título porque me costó un huev... encontrarlo) los protas son dos hombres un tanto peculiares y las mujeres son sólo comparsas.

El primer problema con el que me encuentro es que no sé muy bien por dónde pillarla...y descubro que es mucho más difícil reescribir una novela (no revisar, sino reescribir) que crear una historia totalmente nueva.

Releyéndola ahora la encuentro llena de defectos y fallos de novata, pero hay partes que me gustan y quisiera conservarlas, aunque creo que sería más fácil tomar algunas notas y empezar de cero, pero me da pena tirar a la basura todos esos meses de dedicación y esfuerzo.

De momento he hecho un intento de reordenar los capítulos y definir un poco más los personajes, pero creo que es cuestión de ponerse y dedicarle horas a corregir, quitar y poner, cambiar el orden, documentarse, meditar...Un trabajo de chinos.

Es como si tuvierais un gran puzzle y os lo hubieran desmontado y os empeñarais en volver a encajar todas las piezas.

Al final igual sale un gran churro, pierdo el doble de tiempo y tengo que olvidarme de ella; pero por ahora quiero intentarlo (si la Lluna me deja, que ya veis lo cómoda que está sobre mi portátil).
Ya os iré contando como va.

Feliz semana.

(Os dejo una foto del Jimmy "traumatizado" por los cambios en su vida y la ausencia de su amo...).

jueves, 18 de marzo de 2010

Últimas noticias

Se hace saber, a amig@s, conocid@s y a l@s que pasaban por aquí, que el conflicto felino que se había desencadenado por estos tejados lleva visos de resolverse satisfactoriamente gracias a la buena voluntad mostrada por las partes implicadas, u sease: Lluna y Jimmy. Y como una imagen vale más que mil palabras, adjunto un par de vídeos como prueba fehaciente de los hechos, en lo que vendría a ser un "antes" y un "después", con posibilidades, inclusive, de mejora, jeje.
video video

Al hilo de ésta noticia, comentar que esta mañana he acompañado a mi hijo Álvaro al Aeropuerto del Prat desde el que, armado de mochila y guitarra, se disponía a tomar un vuelo en dirección a la isla de Sicilia, en la que pretende sentar sus reales por tiempo indeterminado y donde, por supuesto, pienso personarme en breve (una madre es para siempre, por muy lejos que huyan los hijos, ¡juas!). Y esto me lleva a la profunda reflexión de que no he perdido un hijo sino que he ganado un gato...

En otro orden de cosas, deciros que he terminado mi segunda novela, que mañana la llevaré al Registro y el lunes se la entregaré a la Agencia para su veredicto.
Como primicia mundial, (jeje), os adelanto que su título es "Habana Jazz Club", y no digo más para no liarnos con "Nunca fuimos a Katmandú", próxima a su publicación. Como siempre que termino una novela, quería tomarme un tiempo de descanso, pero siento que me falta algo cuando no estoy rodeada de personajes y viviendo con ellos sus aventuras y desventuras, así que ya estoy pensando en meterme en la reescritura de la que fue mi primera novela; trabajo arduo precisamente por ser la primera: sin experiencia como escritora y navegando a la deriva cual barquito de papel. Pero la historia me gusta y quiero rescatarla.

Y con esto damos por finalizado el parte de hoy. Feliz puente para quienes lo tengan, y paciencia para los que no, que total, el finde está a la vuelta de la esquina.

Besitos para tod@s.

lunes, 15 de marzo de 2010

Guerra por los tejados


Este fin de semana ha sido un poco movidito en mi casa.

Mi hijo Álvaro se vino con su gato, Jimmy, con la idea de dejarlo con nosotros mientras él está de viaje por Sicilia.

Yo tenía mis reservas: Jimmy es un encanto y es monísimo, pero Lluna, que también es un encanto y monísima, es, además, muy suya, dueña y señora de la casa, y de su propietaria, o sea, una servidora. Y yo no tenía muy claro cómo se iba a tomar la llegada de un gatote enorme y pesadísimo que no para de perseguirla (con las mejores intenciones, eso sí).


Los mantenemos separados y dejamos que se vayan conociendo poco a poco bajo nuestra supervisión.Por parte de Jimmy no hay problema: está fascinado con Lluna; pero ella no parece corresponderle y le pega unos bufidos y unos gruñidos que me asusta incluso a mi, que nunca la había visto así. Entonces él se tumba a cierta distancia y la contempla con arrobo mientras ella no le quita la vista de encima...


No sé lo que pasará. En casa llevamos tres noches casi sin dormir y todo el día andamos estresados, y supongo que los gatos,también. Me da mucha pena, pero me temo que si las cosas no cambian Jimmy tendrá que irse.



Yo le digo a Lluna que no sea egoísta, que se acuerde de cuando ella llegó a casa y el pobre Tito, que era un viejo cascarrabias, la aceptó sin reservas; que también con Jimmy podrían dormir juntitos, darse calor en invierno, jugar y hacerse mutua compañía; pero parece que no la convenzo.

En fin, les daremos algún día más y a ver que pasa. Ya os contaré.

viernes, 12 de marzo de 2010

Amigos y fantasmas y Ligeros libertinajes sabáticos, de Mercedes Abad


Para preparar mi entrevista con Mercedes Abad me he puesto un poco al día con su bibliografía.

Acabo de leer "Amigos y Fantasmas", un libro de relatos publicado por Tusquets Editores en 2004, y me lo he pasado genial.
Mercedes tiene una pluma ágil, corrosiva, plagada de ironía y sentido del humor. Consigue, partiendo de un hecho cotidiano, llevar las situaciones al límite, al absurdo. A mí me da la impresión de que cuando escribe se lo pasa "pipa" tirando del hilo de la trama hasta extremos delirantes, diciéndose a sí misma aquello de ¿qué pasaría si...?
Aún así, logra que sus historias nos parezcan verosímiles, que resulten creíbles y que tengas todo el tiempo una sonrisa en los labios.
Tiene una imaginación prodigiosa y una riqueza de vocabulario epatante que maneja con maestría; su estilo es cuidado, barroco, y, no obstante, fresco y divertido.

He releído asimismo "Ligeros libertinajes sabáticos", el libro de relatos eróticos con el que ganó el Premio La Sonrisa Vertical en 1986, y me ha gustado mucho más que cuando la leí por primera vez y quise probar suerte en este género consiguiendo sólo caer en los tópicos y lugares comunes propios de una película porno de serie B... En cambio, los de Mercedes, no son relatos eróticos al uso; el erotismo es el trasfondo que subyace en todos ellos, pero lo destacable, lo original, es ya, por aquel entonces, esa ironía, ese sentido del humor y esa imaginación desbordante que se han convertido con el tiempo en el sello personal de esta escritora.

Conmigo ha ganado una fan, y seguro que también lo hará con vosotr@s cuando la leáis, si no lo habéis hecho ya.

martes, 9 de marzo de 2010

Tal día como hoy, hace veintiún años...


Por descontado que no había caído una nevada como la de ayer sobre Barcelona (en el Facebook he puesto algunas fotos de mi paseo por el barrio).

De todas formas, los hechos que voy a narraros sucedieron en Madrid, en un día radiante de sol que anunciaba la llegada de la primavera (¡qué cursi!).

El caso es que, esa mañana, después de una larga noche de espera, y de decirle de todo menos guapo a mi ginecólogo, a mi marido, y a todo el que se pusiera por delante, vi, por primera vez, los ojitos sorprendidos y asustados de mi hijo, recién salido del plácido habitáculo en el que había vivido tan a gustito durante los últimos nueve meses.

Como solemos decir en estos casos: parece que fue ayer...

No voy a daros la paliza contándoos veintiún años de gracietas ni a castigaros con todo un recorrido fotográfico a través de su biografía (y de la mía).
Sólo quería compartir con vosotr@s ésta feliz conmemoración y deciros que, por muchas novelas que escriba, por muy bien que me vaya, ésta será siempre mi mejor obra y de la que me sentiré más orgullosa.


Ahora nos vamos a celebrarlo por ahí, como cada año, y la semana próxima, el "niño" se carga la mochila a la espalda y se va a recorrer Sicilia...Eso es lo malo de los hijos, que aunque ellos no lo entiendan, son para siempre, y siempre nos preocuparemos por ellos.

Y en la próxima entrada, volveremos a la literatura; que esto ya parece un diario personal (y ñoño).

(PD:Pero no me diréis que no es guapo, el jodío).

sábado, 6 de marzo de 2010

Mi vida de escritora


Hace casi un mes que inicié mi nueva vida y se me ha pasado volando. Por el momento puedo decir que estoy feliz y muy relajada; escribo todos los días, leo más y acudo con frecuencia a eventos literarios. Lo curioso es que me sigue faltando tiempo; no sé si es porque quiero hacer muchas cosas o porque las que hago, me las tomo con más calma. Es todo un misterio para mi.

Me ha hecho mucha ilusión cobrar mis primeros dineros como escritora (el anticipo por "Nunca fuimos a Katmandú), pese a que Hacienda me ha pegado un palo que me ha dejado tiritando...

Y a la espera de empezar con las correcciones que me indique la Editorial, sigo con la revisión de mi segunda novela y espero poder entregársela a la Agencia a mediados de mes.

Adaptarme a esta nueva vida ha sido mucho más fácil de lo que esperaba. He de confesar que me asustaba un poco; pero de repente me di cuenta de que en realidad yo siempre había vivido así, es decir, sin un trabajo fijo ni una nómina segura a final de mes: era actriz...Sólo hace diez años, cuando volví a Barcelona, que busqué la seguridad de un sueldo para poder atender a mis responsabilidades; pero ¡qué fácil es acostumbrarse a eso! aunque en nuestro interior algo se rebele.

Ahora puedo escuchar esa voz interior y volver a ser yo misma. Sólo espero que todo salga bien y que vayan saliendo cosillas relacionadas con la literatura.
El viernes Mercedes Abad comentaba que ese vivir en la cuerda floja es el precio que pagamos por nuestra libertad, y me pareció muy acertado.

Y hablando de Mercedes Abad, quedé con ella en hacerle una entrevista para el blog; ya tengo preparadas algunas preguntas, pero si se os ocurre algo que os gustaría que le preguntara, no tenéis más que decirlo.

Que paséis tod@s un feliz domingo.

(Por cierto, se me olvidaba deciros que las fotos, incluso la nueva de mi perfil, son obra de mi amiga Montse, mi fotógrafa oficial, jeje).

martes, 2 de marzo de 2010

Consejos a un escritor, de Antón Chéjov

Acabo de terminar éste libro lleno de buenos y sencillos consejos del gran maestro Antón Chéjov y he seleccionado algunos que me gustaría compartir con vosotr@s:

"Condiciones para un buen cuento: objetividad, veracidad, brevedad, osadía, originalidad, sinceridad.

No imagines sufrimientos que no hayas experimentado ni pintes cuadros que no hayas visto.

Evita describir el estado de ánimo de los personajes, intenta que se entienda por sus acciones.

Escribe, escribe, escribe, hasta que te duelan los dedos.

Al lector no se le puede dejar descansar, hay que mantenerlo en tensión.

El escritor no debe ser juez de sus personajes, sólo un testigo imparcial.

La brevedad es la hermana del talento. Demasiados detalles cansan la atención.

Tener talento significa saber distinguir lo importante de lo insignificante.

El principal encanto del cuento es la sencillez y la sinceridad.

No tengas prisa, reescribe una y otra vez.

Cuando quieras enternecer a los lectores se frío y objetivo. Hay que ser insensible cuando se escriben cosas que dan pena. Cuanto más objetivo se es, más impresión se causa.

El talento se te revolverá nerviosamente en el alma mientras no le des salida.

Sólo quien no teme escribir tonterías piensa de manera libre. No retoques ni pulas demasiado, sé desproporcionado y audaz.

Si quieres dedicarte a la literatura no dudes ante nada y no pierdas el ánimo.
"

Como veis, no tienen desperdicio. ¡Feliz semana!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails