viernes, 11 de febrero de 2011

¿Y que tal todo?

Pues mira, chica, que yo no sé, pero tengo la sensación de que el tiempo pasa cada vez más deprisa; los días no me dan de sí. No me explico como antes perdía medio día trabajando para otros...claro que entonces aprovechaba las tardes para escribir como una loca y ahora me disperso más.
Bueno, no es que me disperse, es que en teoría escribo por la mañana y por las tardes acudo a eventos, ya sabes: presentaciones de libros, teatro, conciertos, fiestas, en fin, esas cosas.
Pero trabajar, trabajo. De hecho estoy haciendo la última lectura-revisión de mi tercera novela, así que...
¿Que cuando se publica la segunda? Bueno, en la Agencia ya la han leído y le han dado el visto bueno, ahora tiene que pasar a la Editorial, pero ya se sabe que estas cosas van despacio.
De momento parece que a  Nunca fuimos a Katmandú todavía le queda mucha vida por delante. Sí, sí, se está vendiendo bien y está gustando, hasta en la Editorial están sorprendidos,  ¿que no la encuentras? pues pídela y te la traerán. Es la eterna guerra con las librerías: llegan un montón de novedades cada semana y no les caben, así que si no eres Ken Follet o similar, te van arriconando hasta que desapareces :/
Sí, eso es lo que digo yo: lo que no está, no se vende, pero así son las cosas.
De todas formas yo estoy contenta porque siguen pasando cosas alrededor de la novela y me sigue dando alegrías. La semana próxima, sin ir más lejos, me estreno como conferenciante, sí, sí, como lo oyes: voy a dar una charla en el  Aula de Escritores de Barcelona. Y el mes que viene, con eso de que el 8 de marzo es el día de la mujer, que ya se extiende a la semana y al mes entero, tengo varias presentaciones, charlas y mesas redondas. Y alguna cosita más de la que todavía no puedo hablar, jeje.

Sí, ya iré dando noticias.

Pues nada, que me ha encantado charlar un rato contigo. Hablamos otro día y me cuentas que tal.

¡Besos!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails