martes, 27 de diciembre de 2011

Las últimas lecturas del año

Termino el año comentando  dos óperas primas de dos autores noveles: por una parte, el fenómeno de El bolígrafo de gel verde de Eloy Moreno, y por otra, Ángeles de cartón, de nuestro amigo y compañero bloguero Mián Ros.

Y si digo que la primera novela de Eloy Moreno (y él mismo) es todo un fenómeno, es porque ha alcanzado por sus propios medios el sueño de muchos escritores y es todo un ejemplo de osadía  y constancia.
Eloy se autoeditó su novela y, ni corto ni perezoso inició un periplo por las librerías de su región ofreciéndosela a los libreros y autopromocionándose en las mismas puertas de los establecimientos repartiendo puntos de libro. El boca-oreja hizo el resto y la Editorial Espasa se interesó por su obra. Actualmente va por la edición número 14 (creo) y sigue triunfando.

El bolígrafo de gel verde cuenta una historia sencilla: un hombre en el meridiano de su vida se halla aposentando en la comodidad y la rutina que él mismo se ha procurado y se siente insatisfecho, tanto, que la búsqueda de un bolígrafo de gel verde desaparecido de su mesa de trabajo se convierte en una obsesión mientras se plantea  dar un giro total a su mediocre existencia.

Con Ángeles de cartón, Miguel Ángel López Matamoros (Mián Ros) nos conduce de la mano a un viaje por los bajos fondos de Madrid con una historia tierna y angustiosa a la vez. Como él mismo dice en la contraportada del libro, "Ángeles de cartón es el grito del pensamiento manifestado desde la zona más oscura de la mente".
Mián Ros tampoco está falto de iniciativa y ha colgado su novela en Bubok,  donde podréis descargarla por un módico precio, y pronto estará también en Amazon. ¡Suerte compañero!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails