miércoles, 11 de enero de 2012

El que espera, desespera

Con todo un año por delante son muchas las espectativas puestas en él. Para mí, lo que espero, ya desesperadamente, es ver publicada mi segunda novela, Habana Jazz Club.

Determinadas circunstancias han hecho que haya pasado un año desde que se la entregué a mi Agencia y recibió su visto bueno. Ahora está en lectura en una importante editorial, pero a mi ya no me cabe la ansiedad en el cuerpo, y empiezo a plantearme opciones si no recibo pronto una respuesta positiva ¿cuales? ¡yo que sé!

Me consta que son muchos los compañeros escritores que han encontrado en Internet, concretamente en Amazon la forma de dar salida a sus obras y están muy satisfechos con los resultados. Desde aquí, mi más sincera enhorabuena a todos ellos.

Pero, llamadme romántica, si queréis. Para mi, hoy por hoy, mi realización como escritora sigue estando en el papel, en ese libro que puedo ver, oler, tocar...por eso no me subo todavía al carro de la publicación digital. Lo haré algún día, por supuesto, porque es un hecho evidente que se impondrá; sin embargo, creo que, si la suerte me acompaña, siempre será el segundo paso, después de haber publicado a la manera tradicional.

No quisiera molestar a nadie con estas reflexiones. Siempre he compartido con vosotros tanto mis inquietudes como mis alegrías y por eso también quiero hacerlo en estos momentos en los que la revolución ha llegado al mundo editorial y nos ha pillado en medio.

En fin, voy a seguir trabajando en  mi cuarta novela, a ver si así  distraigo la espera y alejo a los demonios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails