domingo, 18 de marzo de 2012

Crimen y castigo, de F. Dostoievski

Imagino que con solo leer el título de este post más de un@ se asustará, jeje. Pero os aseguro que merece la pena revisar este gran clásico por el que no parecen pasar los años.

Crimen y castigo es una obra intensa, llena de dramatismo, cuyo principal protagonista es la atormentada mente  del joven Raskólnikov, un estudiante asocial y desequilibrado que se ve obligado a dejar sus estudios por no poder sufragarlos. Entonces planea un crimen que resolverá todos sus problemas. Sin embargo, tras llevarlo a cabo, no se beneficia de su acto; los remordimientos lo atormentan hasta el punto de caer enfermo y desear  confesar para poder recobrar el sosiego; en cambio, hay momentos en los que parece sentirse orgulloso e incluso se justifica: "cuando los poderosos matan a cientos de personas no son condenados, por el contrario, se les ensalza; en cambio, si un hombre corriente mata a un ser despreciable, es severamente castigado".
El protagonista vive en otro mundo, en el de su mente. Tiene un sentimiento de superioridad intelectual con respecto a sus semejantes que incluso se reafirma tras cometer el crimen; pero también tiene rasgos de generosidad y bondad para con los que más sufren.

La novela es un retrato psicológico y social del submundo de San Petesburgo por donde pululan personajes extremos, desesperados hasta la locura, y también almas cándidas maltratadas por la vida.

Lo dicho: un clásico indispensable.

¡Feliz semana!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails