viernes, 1 de junio de 2012

El relato simbólico

Entre eventos literarios varios (tertulia en el Ateneu Barcelonés el viernes pasado y nueva presentación de Nunca fuimos a Katmandú esta tarde en el Ateneu Popular Cerdà) seguimos con nuestro Taller de Relatos que va llegando a su final.

En la última sesión tratamos el Relato Simbólico, representado en este caso por Julio Cortazar, aunque sus cuentos son considerados también fantásticos e incluso surrealistas.

El Relato Simbólico se podría definir como la representación figurada de otra realidad subyacente a la historia que se nos cuenta. Lo que sería una metáfora. Por ejemplo,  las parábolas de los Evangelios o la mitología griega.

En este tipo de relato es el propio lector el que debe extraer el significado profundo de la obra, por lo que esa interpretación siempre será subjetiva.

El Relato Simbólico no tiene unas características particulares en cuanto a técnica, lenguaje, personajes, escenarios o temas a tratar, ya que en él tienen cabida todas las posibilidades imaginables.

De Julio Cortazar elegimos su primer libro de relatos: Bestiario, publicado en 1951. Y de él, pese a que todos son maravillosos, nos quedamos con Circe, La casa tomada y Carta a una señorita de París.

Cortazar utiliza en estos cuentos un lenguaje coloquial y sencillo aunque, obviamente, muy trabajado y cuidado. Son historias muy imaginativas y muestra una habilidad especial para jugar con las palabras.

Por supuesto, recomiendo esta obra y todas las de este autor. Es una delicia leerlo.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails