lunes, 9 de julio de 2012

¿Vacaciones?

Descubro que cuando se trabaja por  cuenta propia ( y más si es escritora) la palabra vacaciones es una entelequia

Al suponer que se tiene más tiempo libre se quiere recuperar aquello, terminar lo otro, revisar lo de más allá, planificar nuevos proyectos...

Quiero hacer tantas cosas que al final no hago nada porque no acabo de decidir por dónde empezar :/ Y cuando consigo ponerme a la labor siempre tengo la sensación de que se me han quedado muchas cosas por hacer, siempre quedan un montón de tareas pendientes para mañana. ¡No se acaba nunca!

Vosotr@s me diréis: organízate, lleva una agenda. Ya lo hago, queridos y queridas, incluso me dejo un tiempo libre para disfrutar del verano, ir a la playa, a conciertos al aire libre, salidas con amig@s y todas esas cosas  que hace la gente normal. Pero ni  así me libro de esa desazón, de esa ansiedad de tener mucho trabajo por hacer.

Claro, esto no es como cerrar la oficina o el negocio y olvidarse. Mi oficina es mi propia casa, el material de trabajo lo llevo siempre incorporado (en el coco) y el instrumental necesario (PC) siempre está a mano.

La única solución es irse lejos y sin ordenador, que es lo que pienso hacer en septiembre. Lo estoy deseando. Cuando viajo es cuando consigo desconectar de verdad. Por supuesto, me llevo libros y libreta, pero al menos no estoy todo el día pegada a la pantalla, al contrario, incluso me produce un cierto rechazo.

Mientras llega septiembre leo manuscritos, preparo un bonito proyecto para el próximo curso (ya os contaré), escribo, y leo libros y ebooks como una descosida, ¡solo nos faltaba el ebook en nuestras ajetreadas vidas!

Pero también me diréis: "sarna con gusto no pica", y tendréis toda la razón :))

¡Felices vacaciones!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails