sábado, 1 de septiembre de 2012

HABANA JAZZ CLUB

Cuando se publicó mi primera novela, Nunca fuimos a Katmandú, creí que ya lo tenía todo hecho. Había sido demasiado fácil. La primera agencia literaria a la que contacté, me aceptó, y la primera editorial a la que ofrecieron mi obra, la publicó. Al año, Nunca fuimos a Katmandú estaba en todas las librerías de  España y seis meses después en las de Latinoamérica, y yo me sentía la reina del mambo.
Me puse a escribir  mi segunda novela con entusiasmo, en el absoluto convencimiento de que la tendría vendida antes de terminarla.
Pero llegó la crisis, y también el ebook, con el consiguiente descalabro que ambos acontecimientos han supuesto para el mundo editorial, como bien sabemos todos.
Habana Jazz Club pronto cumplirá dos años en manos de mis agentes sin que ninguna de las editoriales a las que se le ha presentado haya dado una respuesta clara, ni afirmativa ni negativa. Me recomiendan tener  paciencia, y creo que la he tenido; tanta, que me ha dado tiempo a escribir una tercera novela, empezar la cuarta y publicar un libro de relatos, Gatos por los tejados.
Pero ya se me ha agotado.
En estos momentos, mientras sigo tanteando editoriales, estoy haciendo una última revisión de la novela con mucha ilusión, y en cuanto la termine (un mes, a lo sumo), la publicaré en Amazon. Espero que para entonces ya haya alguna editorial interesada en publicarla en papel, o cuando menos, que no tarde en aparecer si el éxito  acompaña a Habana Jazz Club como ha hecho, y sigue haciendo, con Nunca fuimos a Katmandú. En ello confío.
Os dejo un primer esbozo de lo que podría ser la portada. Otro día os adelantaré algo del argumento.

¡Feliz semana!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails