martes, 23 de octubre de 2012

To be or not to be...

Inmersa en un mar de dudas, me hallo...
No sé si buscar criada o ponerme a servir, si tirarme a la bebida o al camarero (qué ordinariez y qué mal chiste...).

Lo que quiero decir con esto es que estoy de los nervios, inquieta cual amapola vapuleada por la tramontana. Y hecha un lío, cual ovillo de lana abandonado por un gato (seguimos con los símiles, ya que parece que hoy estoy ocurrente).

No pasa nada... Y no estoy hecha yo para esperar pacientemente a que pasen las cosas.

El temor es siempre a equivocarse. ¿Cojo al toro por los cuernos y me dejo llevar por mi instinto? ¿O soy una mujer sensata y espero acontecimientos?

La verdad es que el primer sistema es más "marca Mariné" y tampoco me ha ido tan mal, creo... Nunca se puede estar segura de qué habría ocurrido de haber tomado por otro camino, o por ninguno.

Todo esto significa que estoy a punto de tomar una decisión, o más de una, y que pronto habrá acontecimientos, en un sentido o en otro. Y entonces os contaré de qué va todo esto porque seguro que no entendéis nada.

Ahora me voy a dar mi Taller de Escritura Creativa y por la noche consulto el asunto con la almohada. Una noche más... la última, probablemente.

¡Feliz semana!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails