domingo, 23 de junio de 2013

La noche mágica

Dentro de un rato me voy a Sant Pol de Mar, un pueblecito de la costa, para celebrar la noche más corta y mágica del año.

No sé en cuántos lugares del mundo se celebra la noche de San Juan. En Cataluña y en el levante  español seguro que sí.

Para quien no conozca esta tradición, se inició mucho tiempo ha, para celebrar el fin de la recogida de las cosechas; al mismo tiempo, por ser el solsticio de verano y la noche más corta del año se le otorgaron ciertos poderes sobrenaturales.

Esta noche, las brujas campan a sus anchas haciendo travesuras y los hados tienen el poder de convertir nuestros deseos en realidad y ayudarnos a deshacernos de todo lo malo que pueda haber en nuestras vidas.

Los humildes mortales lo celebramos comiendo y bebiendo; brindando con cava y degustando deliciosas cocas, encendemos hogueras y arrojamos a ellas los trastos viejos; ya sean muebles, utensilios inservibles, malos recuerdos, pensamientos molestos o otra cualquier cosa que nos perturbe o nos impida seguir adelante en nuestra vida con alegría. Y también formulamos  deseos que esperamos se cumplan a lo largo del año.

Lo ideal sería poner fin a la noche con un baño purificador entre las olas del mar, pero claro, eso no es posible para todos... particularmente, si vivís tierra adentro...

Como quiera que sea, deshaceos de lo viejo y molesto, dad paso a lo nuevo y venturoso y brindad con cava.

!Disfrutad de la vida y sed felices! ¡Eso es lo único que importa!

¡Chin-chin!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails