viernes, 20 de septiembre de 2013

Cerrado temporalmente (o no)

Cada vez me cuesta más animarme a escribir un post, responder a los comentarios, devolver las visitas, comentar en otros blogs...

Quizá sea que no me encuentro en un buen momento, que tengo otras preocupaciones, otros compromisos que ocupan mi tiempo y apenas me acuerdo del blog.

Me he resistido a cerrarlo hasta ahora porque le tengo mucho cariño. Aquí he pasado muy buenos momentos, he hecho amigos entrañables (algunos siguen por aquí, otros, muchos, han desaparecido), he compartido alegrías, inquietudes, éxitos y algunos fracasos, y siempre he encontrado apoyo, una frase de ánimo, la sincera felicitación de los amigos por algún pequeño logro.

El blog seguirá aquí, aunque sea sin mi presencia, porque creo que después de casi cinco años de vida encierra en él contenidos interesantes que pueden ser de utilidad para algunos. Desde todo el proceso seguido hasta conseguir publicar mi primera novela,  los talleres literarios propios o ajenos, los comentarios de libros y autores, las bromas, las risas, las vivencias...

Yo lo visitaré de vez en cuando porque siempre me traerá buenos recuerdos, tal vez responda a los comentarios, quizás agregue algún post, tal vez lo reabra dentro de un tiempo o me anime a crear otro, no lo sé. Pero en este momento no quiero sentirme obligada. Estoy segura de que lo entendéis.

Gracias a todos por vuestra amistad y por haber compartido este rincón conmigo. Seguiremos en contacto a través de otras redes sociales.

Hasta siempre.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails