viernes, 4 de julio de 2014

Cómo ganar un "pastón" vendiendo ebooks

De un tiempo a esta parte, del mismo modo que han proliferado los escritores indies lo han hecho los libros que cuentan experiencias personales exitosas de otros colegas que comparten generosamente sus estrategias para lograr alcanzar las más altas cotas amazónicas.

En realidad, todos estos libros nos cuentan cosas que poco más o menos, todos deducimos (y hacemos) de una manera intuitiva y por pura lógica. Pero nunca está de más que nos lo recuerden para tenerlo siempre presente.

Aunque también creo que el éxito, a la larga, no solo depende de un buen marqueting (aunque en ocasiones ese es el único mérito de algunos best sellers), sino de saber llegar al lector con una buena historia, que esté bien escrita, que emocione, que entretenga, en fin, lo que se supone que debe ser un buen libro. Pero eso, como el valor en los militares, se da por hecho, y  así debería ser, aunque no siempre es cierto...

El marqueting, por otra parte, es más necesario que nunca si queremos destacar en esa selva de millones de libros con los que nos bombardean (y bombardeamos) continuamente. ¿Quién va a saber que tu novela es maravillosa si está hundida en el pozo sin fondo de Amazon y nadie la conoce?

Cómo gané más de 42,000 dólares en ventas en un mes vendiendo kindles ebooksde 
Cheryl Kaye Tardif (título feo, feo) es uno de estos libros bienintencionados que recomendaría si no fuera porque la traducción, supuestamente de un tal  René Almanza Miranda, es tan nefasta que a veces hace del todo incomprensible la lectura. Parece una traducción directa de Google, copiada y pegada tal cual. 

Creo que alguien debería decirle a Cheryl Kaye que se aplicara sus propios consejos y cuidara la presentación de su  producto, y la traducción es tan importante como todo lo demás. Yo diría que para hacerlo mal, es mejor no hacerlo. Porque cuesta mucho ganar la confianza de los lectores y muy poco perderla.

Buen finde para tod@s!

 


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails