martes, 12 de enero de 2016

Viaje a Tailandia (2): Sukhothai y Kanchanaburi

Parque histórico de Sukhothai

En el camino de regreso a Bangkok para pasar  el fin de año antes de continuar hacia el sur, hicimos un par de paradas, una en Sukhothai y otra en Kanchanaburi.

Sukhothai fue la primera capital del reino de Siam entre los años 1257 y 1379. Hoy, su parque histórico, muy bien conservado, es Patrimonio de la Humanidad.

Fue una de las visitas  que más disfruté en mi viaje; era como sumergirse en la historia, podía imaginar el esplendor y la belleza del antiguo reino (recreado en algunas películas), contemplando las impresionantes estatuas de buda, los restos de palacios, columnas, templos, estupas...

Ofrendas entre las raíces de los árboles

También visitamos un monasterio budista precioso que se encontraba junto al río, en el que los monjes oraban ajenos a la curiosidad, los paseos y los clics de las cámaras de los turistas.

Nuestro siguiente destino era Kanchanaburi, cuyo principal reclamo es el Puente sobre el río Kwai, que ni se parece al original (volado en la segunda guerra mundial), ni está sobre el río Kwai, ni es el que vemos en la famosa película de David Lean, que en realidad se rodó en Sri Lanka.
Cascadas de Erawan

La oferta turística se completa con la visita al cementerio de los aliados (un montón de lápidas visibles desde la carretera), el tren de la muerte, y el museo de la guerra. Como veis, todo muy estimulante...

A mí no me interesaba nada de eso. Dónde yo quería ir era a las Cascadas de Erawan, de las que había leído maravillas en los foros de viajeros. Se encuentran en el Parque Nacional de Erawan y están compuestas por un conjunto de siete cascadas a distintos niveles. Un entorno precioso por el que podías pasear y bañarte libremente donde quisieras; la única pega era que parecía la playa de la Barceloneta en pleno mes de agosto... Bueno, paseamos, subimos, bajamos, hicimos fotos; no me bañé, pero me dí el gusto de meter los pies en el agua y dejar que unos diminutos y simpáticos pececillos me hicieran cosquillas y un buen peeling.

Cascadas de Erawan


Siguiente etapa: fin de año en Bangkok y camino a Krabi, ¡por fin el paraíso!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails