martes, 9 de febrero de 2016

Julio Verne cumple 188 años


Ayer, 8 de febrero, Julio Verne cumplió 188 años, y por lo que se ve, sigue gozando de una "salud" excelente ;)
La ventaja de los GRANDES, en el ámbito que sea, es que nunca mueren. De hecho, cuando yo lo descubrí, siendo muy niña, él ya no estaba físicamente entre nosotros, pero sí en la maravillosa biblioteca de mi casa en forma de grandes tomos de tapa dura, con el título y el nombre del autor impresos en relieve y preciosas ilustraciones interiores que yo copiaba en mis cuadernos de dibujo (porque por aquel entonces quería ser dibujante).

Julio Verne probablemente es el "culpable" de mi pasión por la lectura y los viajes. Leía sus libros apoyados sobre una mesa porque eran muy grandes y pesados, y me sumergía durante horas en su mundo fantástico,  viviendo aventuras extraordinarias, viajando de la luna al centro de la tierra o sumergiéndome en el fondo del mar. Descubría lugares que, aun siendo reales, yo desconocía, y despertaban mi interés por visitarlos algún día: islas exóticas, países lejanos...

De vez en cuando alguien de la familia se asomaba a mi habitación para ver lo que hacía tan quieta y
callada, y hasta se preocupaban por si estaba enferma; no les parecía normal que una niña se pasase horas leyendo encerrada en una habitación en vez de estar jugando. Pero en realidad, yo acababa de descubrir el mejor de los juguetes y ya nunca lo abandonaría.

Ahora, desde la edad adulta, lo admiro y lo valoro todavía más porque me doy cuenta que además de poseer una imaginación sin límites era un visionario: nos llevó a la luna cuando era impensable poder alcanzarla algún día, creó naves espaciales, ascensores, helicópteros, submarinos, y hasta se adelantó a las armas de destrucción masiva.

Por todo ello, feliz cumpleaños, monsieur Verne, y que cumpla muchos más.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails