martes, 12 de junio de 2018

Presentación en Madrid de "Tras las bambalinas"

Con Alfredo Cernuda, a punto de empezar

Hacía tres años que no visitaba Madrid, desde que fui invitada por Amazon como finalista del 2º Concurso de Escritores Indie 2015 con El caparazón de la tortuga. El año anterior había estado presentando Nepal, cerca de las estrellas en la calle Libertad 8, casualmente, frente a un apartamento en el que yo había vivido.


Pero en esta ocasión, como ya dije, me hacía una especial ilusión porque Tras las bambalinas tiene mucho de mis años de Madrid y de mis inicios como actriz, aunque no sea una obra autobiográfica, como he repetido hasta la saciedad.

En plena presentación



Me acompañó en la mesa Alfredo Cernuda, un amigo de la época en la que me dedicaba al doblaje, actor y escritor como yo, por lo que me pareció la persona más adecuada para que me presentara, y él no dudó en aceptar de inmediato en cuanto se lo pedí, y debo decir que hizo una labor estupenda. ¡Gracias,Alfredo!


Con un grupo de amigos



Así que el 7 de junio a las 19h nos reunimos en la Casa del Libro de la calle Maestro Victoria un buen número de personas para compartir uno de los momentos más bonitos para un escritor: la presentación de una nueva obra.


Acudieron amigos del mundo de la farándula a los que no veía desde hacía muchos años, otros con los que sí trato con más frecuencia, como mi amiga Mayte, compañera de aventuras y  desventuras en aquellos años de sueños e ilusiones, que me acogió en su casa en esta visita y me trató como a una reina, junto con su marido y su hija; también vinieron amigos más recientes y lectores fieles. Y faltaron algunos que habían confirmado su presencia y nunca más se supo... y aún otros que ignoraron mi invitación, perdida, supongo, entre la avalancha de mensajes diarios que todos  recibimos por distintos medios.

Mayte y yo con una menina de sellos de correos

Me imagino que es más fácil pulsar un "me gusta" en Facebook que tomarse la molestia de acudir a un acto para arropar a una vieja amiga, por muy importante que sea el evento para ella.

Una cura de humildad y un tema de reflexión: los "grandes amores" de las redes sociales pueden ser engañosos...

Aun así la sala estuvo llena, y sobre todo, el público fue muy participativo. Todos pasamos una tarde muy agradable y divertida y después nos fuimos a celebrarlo.


Otra menina en la plaza Mayor

Al día siguiente Mayte y yo nos dimos una vuelta por la Feria del Libro y nos pateamos el centro de la ciudad "a la caza de las meninas" (de Velazquez), diseminadas por calles y plazas; una interesante iniciativa que saca el arte a la calle y una magnífica excusa para mí, que siempre que visito Madrid tengo que darme una vuelta por la plaza Mayor, la puerta de Alcalá, la Cibeles, todos esos lugares emblemáticos que fueron el escenario de mi vida durante muchos años.

El tiempo no daba para más, pero fueron unos días muy bien aprovechados.



Alcalá-Gran Vía al atardecer





Y con esta se acabaron las presentaciones promocionales de Tras las bambalinas. Ahora toca que se venda, que se lea y que los lectores la disfruten y me lo cuenten.


Yo me voy a tomar un merecido descanso haciendo un viajecito y a la vuelta habrá que ponerse a trabajar de nuevo.




LinkWithin

Related Posts with Thumbnails