viernes, 18 de mayo de 2018

Nuevas presentaciones



Desde su publicación a primeros de abril, Tras las bambalinas continúa con su andadura y sigue conquistando lectores.


Después de la presentación en la librería La Llama de Barcelona y de las firmas de Sant Jordi tendremos una nueva presentación el 26 de mayo en la librería Alibri de Barcelona. Contaremos de nuevo con Sergio  Dantí como maestro de ceremonias, música y un vinito para amenizar la velada. Una nueva oportunidad para los que se perdieron la primera presentación por motivos varios.


Dos semanas más tarde, el 7 de junio, en plena Feria del Libro de Madrid, estaré allí para presentar Tras las bambalinas en la Casa del Libro de la calle Maestro Victoria, en  pleno centro de la ciudad.


La última vez que estuve en Madrid fue presentando Nepal, cerca de las estrellas en el 2015. ¿Ya hace tres años? ¡Cómo pasa el tiempo!


Para mí, tiene un significado muy especial presentar allí Tras las bambalinas, ya que es el escenario en el que transcurre la mayor parte de la novela y muchas de las situaciones que se narran en ella están inspiradas en los años en los que viví allí, dedicada, como las protagonistas del libro, a abrirme camino como actriz.



Me hace mucha ilusión volver con una novela con la que estoy segura que muchos de mis amigos actores se sentirán identificados.

¡Seguiremos informando!

sábado, 28 de abril de 2018

Un mes de abril intenso

Firmando en la Feria de Vinaròs

Abril es el mes de los libros por excelencia gracias a la celebración del Día del Libro el 23 de dicho mes, que conmemora el fallecimiento de dos grandes de la literatura universal, Miguel de Cervantes y William Shakesperare, acaecidas ambas un 23 de abril.

Con Josep Capsir y David Lucas


Con los años, este día se ha convertido en una gran fiesta literaria en toda España, pero muy especialmente en Barcelona, que coincide con Sant Jordi, uno de los patrones de la ciudad, donde a los libros se unen las rosas (costumbre que se va extendiendo también al resto del país), sembrando las calles de letras y flores y convirtiéndolas en un hervidero de gente que, pese a que no sea un día festivo, se las ingenia

para poder disfrutar de la fiesta, adquirir libros, ver de cerca a los autores del momento, intercambiar unas palabras con ellos y llevarse dedicadas las obras de sus escritores favoritos;  o simplemente, curiosear y pasear por las calles en una jornada tan singular.


Muchas editoriales aprovechan este momento en que los libros alcanzan su máximo protagonismo para lanzar sus novedades, tal como ha hecho la Editorial Javisa23 para sacar a la luz mi nueva novela, Tras las bambalinas.


En Radio Gracia

El libro, como sabéis, salió a la calle a primeros de abril y el día 14 hicimos una presentación muy especial en la librería La Llama de Barcelona, de la que ya os hablé en el post anterior.


El 17 estuve promocionando la novela en Radio Gracia, en un programa dedicado exclusivamente a mujeres escritoras.


El 21 de abril, con mis compañeros de letras, David Lucas y Josep Capsir, autores de la misma editorial, hicimos una escapada a la Feria del Libro de Vinaròs y pasamos un día maravilloso en el que tuvimos oportunidad de conocer personalmente a nuestros editores, Isabel y Javier.


Dedicando un libro en Alibri


Y el 23, por supuesto, me encontraba de nuevo en Barcelona para firmar Tras las bambalinas en la gran celebración de Sant Jordi. Por la mañana en el stand de la librería Alibri en Rambla Catalunya y por la tarde en la librería La font de Mimir.



Fue una jornada agotadora pero muy gratificante en la que tuve la oportunidad de saludar a muchos amigos, lectores fieles y otros nuevos que tuvieron la gentileza de acercarse hasta los puntos en los que me encontraba.


Por todo ello, este mes de abril no ha podido ser mejor.


En la librería La font de Mimir

Pero la cosa no queda ahí. Ya puedo anunciar que el 7 de junio haré una presentación de Tras las bambalinas en Madrid y espero poder estar también en la Feria del libro, que se celebra por esas mismas fechas.


Y es todo por hoy. Me despido hasta la próxima. Y hasta entonces, no dejéis de leer, que ya sabéis que los libros son vidas que multiplican la vuestra hasta el infinito.






jueves, 19 de abril de 2018

Crónica de la presentación de "Tras las bambalinas"

Con Sergio Dantí, Lucila Laske y Montse

Sí, ya sé que llevo dos semanas dando la lata con mi nueva novela, pero estamos en tiempo de promoción y los eventos literarios se suceden un día tras otro sin parar.
Cuando pase la novedad prometo quedarme calladita y encerrarme a escribir, que las novelas no se escriben solas.


Hoy os quiero contar cómo fue la presentación de Tras las bambalinas el pasado 14 de abril en la librería La Llama de Barcelona.




Un momento de la presentación


Tuve la suerte de poder contar con la
colaboración inestimable de Sergio Dantí (actor, cantante, humorista, escritor) y de Lucila Laske (actriz y cantante).
A Lucila la había visto actuar en varias ocasiones y tenemos amigos en común, por lo que, dado que esta novela está centrada en el mundo del espectáculo, me pareció una buena idea pedirle que cantara alguna canción, y ella, muy generosamente, nos ofreció dos: "Puro teatro" y "Desde el escenario", temas muy en consonancia con el argumento de la novela.

Con mi hijo, Álvaro





A Sergio también le había visto actuar en alguna ocasión, pero no nos conocíamos personalmente (bueno, habíamos intercambiado algunos comentarios en Facebook). Yo sabía que ellos habían trabajado juntos y me pareció un tandem perfecto. Le envié un mensaje a Sergio y aceptó de inmediato colaborar en la presentación.

Con ellos el espectáculo estaba asegurado y la verdad es que conseguimos hacer una presentación diferente, divertida y amena que todos disfrutamos mucho, tanto nosotros como el público asistente.

Al finalizar, todos disfrutamos de un vermú por gentileza de la librería


Os dejo algunas imágenes del evento y un vídeo de Lucila haciendo una interpretación de "Desde el escenario" que nos emocionó a todos.





Seguiremos informando, porque esto solo acaba de empezar.





viernes, 6 de abril de 2018

Os presento mi nueva novela:"Tras las bambalinas"

Como muchos sabéis ya por las redes sociales, acaba de salir publicada mi novela número ocho: Tras las bambalinas. Ha sido editada por Javisa23 y desde el 2 de abril está a vuestra disposición en librerías de toda España, en la página web de la editorial, donde incluso la podéis pedir dedicada, y muy pronto también en formato ebook en Amazon y otras plataformas digitales.

También es de conocimiento general que fui actriz en tiempos ya remotos y por primera vez me he animado a tocar el tema del mundo del espectáculo en una novela. Y supongo que en esta ocasión se me preguntará más que nunca si es una novela autobiográfica... Quiero dejar claro que, pese a que las protagonistas nacen en Barcelona y se trasladan a Madrid para cumplir su sueño de ser actrices, igual que hice yo misma en su momento, NO es una autobiografía. Por supuesto que hay vivencias personales, anécdotas, recuerdos y situaciones que he vivido o conocido de primera mano; pero una vez convertidos en literatura, aderezados con recursos dramáticos y transformados a mi gusto y conveniencia, ni yo misma podría decir qué es verdad y qué es fruto de mi imaginación. Por lo que todo parecido con la realidad es pura coincidencia... O no.

Os dejo la sinopsis de la novela:

Elisabeth Garr, una famosa actriz española que ha triunfado en Hollywood sin reparar en medios para lograrlo, aparece muerta en su casa de Los Ángeles.
Mar, su amiga de la infancia, con la que compartió sueños y ambiciones en una portería del modesto barrio barcelonés del paralelo y también sus primeros pasos como actriz en Madrid, rememora la vida de la estrella, que conoce mejor que nadie, con sus luces y sus sombras: “Isabel, aquella niña bella y malcarada que ocultaba sus verdaderos sentimientos tras sus arrebatos de mal genio”.
Tras las bambalinas es una emotiva historia que nos desvela los entresijos del mundo del espectáculo y nos descubre el coste que puede tener para una joven ambiciosa alcanzar sus objetivos.

Y el booktrailer que ha creado la editorial.


Espero que acojáis esta nueva novela con tanto cariño como a las otras y que os guste mucho. 
Seguiremos informando de los progresos de la criatura.

(Nota para bloguers literarios: si os interesa hacer una reseña poneos en contacto conmigo para haceros llegar el libro).



miércoles, 21 de marzo de 2018

Comentando mis últimas lecturas


Este año me he propuesto no dejar que se me acumulen las lecturas (a veces, hasta olvidarme de ellas) sin comentarlas en el blog.

El primer libro que leí en 2018 fue La casa de los amores imposibles, de Cristina López Barrio. 
Clara Laguna es una hermosa adolescente de un pueblo castellano de principios del siglo XX. Cuando se enamora perdidamente de un hacendado andaluz, su madre, una hechicera tuerta, la previene de la maldición de las Laguna: están condenadas a sufrir el desamor. Así, el hacendado la abandona tras quedarse embarazada y Clara, ciega de rabia, abre un burdel en la casona roja, a las afueras del pueblo. Allí, da a luz a Manuela, una niña fea y marchita...

Una historia en la que conoceremos a varias generaciones de mujeres de una familia, duras y desdichadas, en la que encontraremos pasión, odio, venganza, amor y tragedia. El estilo literario podría circunscribirse en el realismo mágico con bonitos giros poéticos en ocasiones, pero también situaciones duras y algo repetitivo en las historias de las distintas mujeres que, al menos a mí, me provocaba cierta confusión.




La segunda que leí fue La reina del sur, de Arturo Pérez Reverte.
Una historia de corrupción, drogas, amor y muerte en la que, por primera vez en la obra de Arturo Pérez-Reverte, la mujer se convierte en protagonista absoluta.
La novela está basada en hechos reales y su escenario es el estado mexicano de Sinaloa, que es al parecer, un núcleo de corrupción y narcotráfico.
Me sorprendió el uso del lenguaje mexicano, aunque no entendiera algunas palabras, ya que le da como una mayor verosimilitud a la novela, y el evidente trabajo de documentación que hay detrás, como es habitual en el autor.
Con este escritor, como con otros, me ocurre que aunque no me interesen mucho los temas que trata me encanta como escribe.

La siguiente novela que leí fue El cielo ha vuelto, de Clara Sánchez.
Patricia es una joven modelo de pasarela cuya vida parece marcada por el éxito. En un vuelo de trabajo conoce a Viviana, su compañera de asiento, que le advierte que tenga cuidado porque alguien de su entorno desea su muerte. Descreída y nada supersticiosa, cuando Patricia regresa a la felicidad de su hogar decide olvidarse de esta recomendación sin fundamento. Hasta que una serie de fortuitos accidentes, que afectan a su trabajo y a su vida privada, la llevan a buscar a Viviana para encontrar una explicación a estos sucesos.
Esta novela fue Premio Planeta en 2013, por eso, después de hojearla un poco me animé a leerla. No me gustó, la protagonista resulta antipática por más que se empeñe en caernos bien y la narración va perdiendo interés a cada página, además encontré varias erratas que me parecen imperdonables en una editorial como Planeta.

He leído algunas más pero las dejamos para otro día.

miércoles, 7 de marzo de 2018

Día de la Mujer. Felicitaciones, no, gracias.


Mañana es el Día de la Mujer, así, a secas, porque trabajadoras somos todas, las que trabajan "fuera" y las que trabajan "dentro", las que tienen un trabajo visible y valorado y las que tienen un trabajo invisible y que nadie tiene en cuenta; las que cobran un sueldo y las que se ven obligadas a trabajar gratis y además no tienen ningún derecho porque no cotizan; y las que trabajan "dentro" y "fuera" a la vez (la gran mayoría).

Mañana es el Día de la Mujer, el de todas las mujeres del mundo, también el de las niñas que son casadas con viejos cerdos a la fuerza; el de las mujeres que sufren el cruel y salvaje castigo de la ablación; el de las que son violadas, maltratadas, vendidas, subyugadas y humilladas en nombre de religiones y tradiciones machistas.

Y no entraré en el tema de las mujeres artistas y creadoras (pintoras, escritoras, músicos, etc), que podemos parecer privilegiadas, porque nos  extenderíamos demasiado, pero desde luego, privilegiadas no somos, si nos comparamos con los hombres.



No hay nada que celebrar, pero mucho que sacar a la luz. Para eso ha de servir este día, para dar visibilidad a las mujeres del mundo y denunciar la injusticia, el desprecio a los derechos humanos, la desigualdad salarial y social; para entender que hay que educar en la igualdad y el respeto y hacer lo que sea preciso para cambiar las cosas de una vez por todas.

Este año damos un paso más: se ha convocado una huelga, ¿os podéis imaginar lo que ocurriría en el mundo si todas las mujeres dejaran de trabajar? (¿Las de dentro y las de fuera, las de los trabajos visibles y los invisibles?). Sería un caos.

La humanidad está formada por hombres y mujeres, y la mitad de la humanidad no puede estar supeditada a la otra mitad, TODOS SOMOS IGUALES. No somos nada los unos sin las otras, las otras sin los unos.



El feminismo tiene mala prensa de un tiempo a esta parte, quizá porque el machismo ve que se tambalean sus cimientos; nos llaman "feminazis", y yo diría que ese es el nuevo machismo, el machonazismo.
Cuando abrí este blog me declaré feminista, decía entonces y me reitero en ello, que cualquier mujer en su sano juicio tiene que ser feminista. Los hombres de bien y medianamente inteligentes, también. Esta es una lucha de todos, hombres y mujeres. No queremos quitarles nada, no queremos estar por encima de ellos, queremos estar a su lado y ser consideradas como lo que somos, como iguales.

Así que seguimos en la lucha, y ojalá llegue el tiempo en el que el Día de la Mujer ya no tenga ningún sentido.

miércoles, 14 de febrero de 2018

Los premios literarios

Los escritores, sobre todo los noveles y/o desconocidos, confiamos poco en los grandes premios literarios (la verdad es que personalmente no confío ni en los pequeños, ¿quién no tiene un hijo, un primo o un cuñado?). Y creo que no nos falta razón. No hay más que echar un vistazo a los ganadores de los galardones más importantes. No recuerdo haber descubierto nunca entre ellos a un/a autor/a completamente desconocidos (corregidme si me equivoco). O son ya famosos o tienen una larga trayectoria tras de sí.

No quiero decir con esto que muchos de ellos no sean merecedores del premio, aunque solo sea por eso: porque se han ganado el prestigio a pulso o porque tienen una larga trayectoria lograda a golpe de tecla. Pero, en teoría, el premio no se le otorga a un autor sino a una obra. Y aquí es donde surge la sospecha ya que no siempre la novela ganadora es la mejor del autor en cuestión, a veces es incluso mala.

Entonces nos preguntamos: ¿es un premio pactado? ¿es una novela escrita por encargo?

No voy a responder a estas preguntas porque no tengo la absoluta certeza ni prueba alguna de ello, pero sí albergo ciertas dudas.

Yo nunca me he presentado a un concurso literario, precisamente por todo lo que comento. Pero sí he leído muchos. En especial cuando empezaba a escribir, para saber por dónde iban los tiros, ya me entendéis. En mi ingenuidad, creía que las novelas ganadoras tenían que ser, forzosamente, lo mejor de lo mejor.

Pero el tiempo y las lecturas me han demostrado que no siempre es así.

Recientemente he leído una novela que ganó el Planeta. No voy a dar el título ni el/la autor/a porque no quiero molestar a nadie. Pero debo decir que me he pasado toda la novela cabreada: desde las primeras páginas he encontrado errores gramaticales y de sintaxis, frases ininteligibles, un argumento anodino que no me ha enganchado en ningún momento y una protagonista con la que resultaba imposible empatizar, por más que se empeñara en demostrarnos lo buena y sufrida que era. En fin, que no me ha gustado nada.

Y eso me lleva a la reflexión de que las grandes editoriales (las que otorgan los premios más importantes), no buscan la calidad ni descubrir nuevos talentos, que sería lo suyo, sino solo la seguridad de vender sus publicaciones respaldadas por un nombre y el marketing que proporciona el mismo premio.

Me diréis, "eso ya lo sabía yo", "esta se acaba de caer de un guindo", y tendréis toda la razón. Pero es soy una inocentona y todavía me creo lo que me cuentan.

Pues nada, es solo una reflexión, espero que nadie se ofenda.


martes, 6 de febrero de 2018

¿Se puede escribir dos novelas a la vez y no estar loca?

Siempre he leído más de un libro a la vez. Empiezo con uno, pero otro me tienta y no soy capaz de resistirme.
Para no liarme intento que sean muy diferentes el uno del otro; por ejemplo, una novela y un libro de viajes, o un ensayo.
También trato de leerlos en horarios distintos, así asocio cada uno de ellos con un momento determinado del día, aunque no siempre cumplo con estos requisitos. A veces cierro uno y abro el otro como si no hubiera un mañana.
En fin, vicios lectoriles.

Pero lo que no me había ocurrido nunca es que me pusiera a escribir dos novelas a la vez.
A veces he sabido de algunos colegas que lo hacían, y me resultaba incomprensible.

Cuando me pongo a escribir una novela me meto en ella en cuerpo y alma; los personajes y las situaciones me dominan de la mañana a la noche, vivo completamente inmersa en la historia durante los meses que me lleve su creación hasta llegar al punto final. Por eso me parece inconcebible repartir esa energía en dos historias distintas.

Sin embargo he descubierto que es posible.

Por supuesto, como en la lectura, el tema debe ser muy distinto; y desde luego, no puedo dejar una y ponerme con la otra inmediatamente. Pero sí es posible que un día me siente ante el ordenador y me apetezca más trabajar en una de las dos y me concentre en ella durante varios días. Y de repente la deje de lado y me dedique a la otra.

El caso es que ambas van avanzando. Aunque supongo que en algún momento una de las dos me absorberá por completo y ya no la dejaré hasta haberla terminado y luego me dedicaré a la otra.

No sé, es una cosa muy rara que no me había pasado nunca.

Me gustaría saber si a otros escritores les ocurre lo mismo o es que se me está yendo la olla.

Queridos compañeros de letras: ¿sois capaces de escribir dos novelas a la vez y no volveros locos?

domingo, 21 de enero de 2018

Redes sociales: ¿aliadas o enemigas de los escritores?

Con Lorenzo Silva en la librería Negra y Criminal

En estos días se está hablando de que Lorenzo Silva ha cerrado su cuenta de Twiter. Lo admiro por ello (y por algunas cosas más) y comprendo sus razones.

Esto me ha llevado a reflexionar sobre la utilidad que tienen las redes sociales para los escritores.

Para los noveles e independientes su utilidad es innegable: nos permite darnos a conocer, nos ofrece un escaparate universal para presentar nuestras obras, nos hace visibles.

En mi experiencia personal he de decir que debo mucho a las redes sociales. Las editoriales hoy en día no dedican mucho tiempo ni esfuerzo a la promoción de libros y autores, salvo que sean de reconocido prestigio, lo que me parece contradictorio puesto que los grandes se venden solos y las editoriales deberían apoyar a los que empiezan,  pero ellos sabrán... A los independientes las redes sociales les/nos permiten llegar a los lectores; hartarlos con nuestras promociones, eso también es verdad, pero siempre he pensado que lo que no se ve no existe.
Presentación de Con la muerte en los tacones

Aunque los lectores no lo crean, nosotros también nos cansamos de "dar la paliza", al menos yo. Pero, nos guste o no, es parte de nuestro trabajo. Y he comprobado que si hago promoción, vendo, y si no la hago las ventas cae en picado.

Es cierto, como dice Lorenzo Silva, que las redes sociales nos quitan mucho tiempo, y a veces nos metemos en "jardines" que no solo no nos aportan nada sino que incluso nos perjudican. Pero hoy por hoy, para mí (y creo que para muchos compañeros), son un mal necesario.

Prometo cerrar mi cuenta de Twiter cuando (como Silva) tenga 100.000 seguidores. Así que ya sabéis: seguidme, leedme y os dejaré en paz. Ánimo, solo me faltan 91.600 seguidores :) .

Momento familiar con mi hijo
Las redes sociales son armas de doble filo. Pueden ser muy útiles, pero también destructivas. En ellas todos somos jueces y jurados, todos estamos en posesión de la verdad, todos podemos crucificar a quien no piense igual que nosotros. Y los personajes públicos están más expuestos que nadie; sus opiniones se sobredimensionan, tanto a favor como en contra.

Pero en las redes también encontramos apoyo, amigos, entretenimiento, diversión.

Como todo en la vida, es saber utilizarlo en su justa medida. Yo intento marcarme unos horarios (lo que no siempre consigo), medir lo que digo (que tampoco lo logro), y utilizarlas de forma racional como escritora y como persona.

No sé si lo consigo, lo que sí sé es que hoy por hoy, no podría prescindir de ellas. Ya son parte de mi vida. La forma de relacionarse más fácil, rápida y efectiva del siglo XXI.
¿O no?

sábado, 13 de enero de 2018

¿Qué harías si te dijeran que te queda un año de vida?


Así empieza mi novela más reciente, Con la muerte en los tacones.
Va de una cuarentañera poco agraciada, infeliz, en el paro y abandonada por su marido que se pregunta a menudo si su vida podría ser peor, y un buen día obtiene la respuesta: sí.
Un desvanecimiento inoportuno la lleva a descubrir que le queda un año de vida. Y lo que en un principio casi le supone un alivio, acaba siendo un revulsivo que convierte ese año en el más  intenso y feliz de su existencia.

Todo eso ya lo sabéis, porque lo repito hasta la saciedad en las redes sociales con la noble intención de captar vuestro interés y que os animéis a leer el libro.

Presentación de Con la muerte en los tacones
en la Biblioteca Francesca Bonnemaison

Pero lo novedoso de esta novela es que crea un interesante debate cada vez que la presento en público. Como ocurrió en la última presentación que hice en diciembre de 2017 en la Biblioteca Francesca Bonnemaison.

En las presentaciones de Con la muerte en los tacones no necesitamos llegar a ese punto en que el maestro de ceremonias dice aquello de "si queréis comentar algo o tenéis alguna pregunta...", momento tras el cual se crea un incómodo silencio porque nadie se anima a decir nada. Con esta novela, cuando invitamos a los asistentes a hablar son varias manos las que se levantan para dar su opinión. Y no es de extrañar. Al fin y al cabo hablamos de la Muerte, algo que tarde o temprano nos llegará a todos, pero normalmente no nos gusta pensar en ello.

Con mi hijo Álvaro
en la presentación de la novela
Quiero aclarar que aun tratando de un tema tan serio, esta novela es tierna, divertida y optimista. Si algo pretende, es invitarnos a la reflexión, a tomar conciencia de que debemos vivir cada minuto de nuestra vida como si fuese el último, porque cualquier momento puede serlo.

Yo no sé cómo reaccionaría si me dijeran que me queda un año de vida. Quizás me paralizaría el pánico, quizás querría dejarlo todo atado y bien atado, quizás me gustaría exprimirlo hasta la última gota.

Como la mayor parte de la humanidad, prefiero no saberlo. Pero lo que sí me gustaría es que me pillara contenta, satisfecha de mi vida y de lo que he hecho con ella.

Espero que a vosotros os ocurra lo mismo. Amén.

PD: Aprovecho para comentaros que me quedan algunos ejemplares y estamos de liquidación. Si alguien está interesado en adquirir el libro no tiene más que decirlo :)


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails