lunes, 25 de julio de 2022

¿Cómo nació tu pasión por la lectura?

 


Hace unos días me hicieron esta pregunta. Enseguida vino a mi mente un librito con cubiertas de cartón y la forma de un perro: Pluto. No sé si ahí nació mi pasión, puede que fuera antes, pero recuerdo ese libro con especial cariño. Contenía un colorido dibujo en cada página y unas cuantas frases que yo leía (o miraba, no recuerdo si sabía leer) una y otra vez. Me regalaron muchos más de ese tipo, a veces incluían un cascabel, un lacito, una pequeña cadena, algún objeto que lucía el personaje de portada, y yo conservaba esos libros como mi mayor tesoro.


Más tarde leía tebeos, me gustaban más los del Capitán Trueno que los de princesas, y también me aficioné a las aventuras de Los cinco, ¿quién no?; deboré unos libracos enormes de tapas duras con ilustraciones en su interior y títulos dorados que tenía que apoyar sobre una mesa porque eran bastante pesados: había descubierto a Julio Verne y nació en mí la ilusión por viajar y conocer mundo.


En la adolescencia tuve mi momento Corín Tellado y las novelas del oeste de Zane Grey, y más tarde
me quedé atrapada en una etapa existencialista y compraba en las Ramblas de Barcelona ediciones de bolsillo de obras de Nietzsche, Proust, Marx, Platón, Herman Hese, Camus y un largo etcétera que en lugar de darme respuestas me creaban nuevas y profundas preguntas. Todavía conservo algunos de aquellos libros maltrechos por los años que después leyó mi hijo.


Me hice socia del Círculo de Lectores y empecé a leer de todo, a descubrir obras y autores y leer se convirtió en una adicción que todavía no he superado. A día de hoy si no tengo un libro entre manos me entra el "mono", termino un libro y tengo que empezar otro de inmediato, si no, parece que me falta algo y siento ansiedad.



Supongo que esa afición a la lectura me llevó a desear escribir mis propias historias. Y en esas seguimos, leyendo y escribiendo sin tregua.

¿Y vosotros? ¿Cómo os aficionásteis a la lectura?

domingo, 22 de mayo de 2022

El italiano, de Arturo Pérez Reverte

 


Acabo de terminar de leer El italiano, de Arturo Pérez Reverte.

Lo he disfrutado, es una novela situada en plena Segunda Guerra Mundial en la zona de Gibraltar y se centra en un grupo de buzos italianos  que lograron hundir varios barcos de los aliados entre el Peñón y la bahia de Algeciras. 

Me ha hecho reflexionar sobre el hecho de que en una guerra no hay buenos ni malos, hay seres humanos que se ven implicados de una manera o de otra en un conflicto y deben cumplir con su deber de manera voluntaria o forzada.

Creo que es una parte de la historia bastante desconocida, tanto en cuanto a lo que ocurría en España tras la Guerra Civil como en el resto del mundo y ese punto concreto de Gibraltar.

Pérez Reverte combina con inteligencia la trama relacionada con la guerra con una historia de amor entre un italiano y una española, lo que siempre da un plus de interés y aligera la narración para que no sea solo "una novela de guerra". Además, siempre se aprende algo. Lo que, por otra parte, espero de cualquier novela que leo.

El estilo narrativo es sencillo y sin pretensiones, aunque se le escapa alguna "palabreja" culta, pero se lee bien.

No puedo negar que me gusta este hombre, cómo escribe, se entiende. Bueno, como persona también, lo encuentro muy interesante (intelectualmente, claro).

lunes, 16 de mayo de 2022

Amazon ya no es lo que era

 

Cuando Amazon amaba a los autores

Estoy en Amazon como escritora y como cliente desde que se inició en España y siempre me he sentido satisfecha con la plataforma. Hasta ahora...

He publicado en ella varias novelas que han llegado a los primeros puestos del ranking y por las que he percibido buenos beneficios económicos. Pero ahora publicar en Amazon es como arrojar al mar un mensaje en una botella. Yo no pienso hacerlo más. No merece la pena el esfuerzo de dedicar un mínimo de un año a  escribir una novela para que pase completamente desapercibida. Y no creo que el problema esté en la novela, quiero suponer que después de haber publicado diez libros algo habré aprendido y mis últimas obras no serán peores que las primeras. 

Pero no escribo este post para lamentarme sobre mis ventas ni por nostalgia de tiempos pasados, sino por la actuación de Amazon a día de hoy, ya que cuando intento comprar dos libros de mi autoría pretende cobrarme unos gastos de envío independientes por cada uno de ellos y que suman tanto como los libros en sí, es decir, que al final tengo que pagar el doble del precio que se supone que se hace al autor. Tampoco sirve ser usuaria de Amazon Prime que ofrece envíos gratis (mi pedido no entra, vaya usted a saber por qué), ni que lo envíen a un punto de recogida que también se supone que es gratis, al hacerlo el precio no varía, o sea, que no es gratis.

Y el problema no se limita a los libros. Al comprar otro producto que se supone que puedes devolver resulta que se desentienden y te dicen que te pongas en contacto con el fabricante.

Tampoco es posible contactar directamente con KDP como había hecho siempre. Ahora hay que plantear el problema concreto para recibir una respuesta automática y no encuentro dónde encajar el mío.

La deshumanización empresa-cliente ha alcanzado a Amazon y ya no es lo que era.

Todo tiene su fin.


domingo, 24 de abril de 2022

Tertulia psico-filosófica: el sentido de la vida

 


En nuestra tertulia psico-filosófica quincenal hoy hablamos del sentido de la vida.

El ser humano ha buscado el sentido de la vida desde la noche de los tiempos. El camino más fácil para encontrarlo siempre ha sido la religión, no importa el credo, la respuesta está en la existencia de algo o alguien superior con un propósito más allá de nuestro entendimiento cuya finalidad es alcanzar la felicidad y la vida eterna.

Pero los filósofos nos han ofrecido otras teorias a través de la historia:

El Epicurismo, por ejemplo, nos indica que el sentido de la vida está en alcanzar el placer en todos sus aspectos, la armonía y la paz interior, es decir, en la ausencia de dolor. Lo que viene a significar que el sentido de la vida está en conseguir ser felices aceptando nuestras limitaciones.


Algo parecido a lo que proclama el Estoicismo, que viene a decir que el sentido de la vida, la felicidad, están en la armonía con el orden divino y la naturaleza, es el estar libre de sufrimiento.

En la Ilustración el sentido de la vida pasó de la relación con Dios a la relación con el individuo y la sociedad.

Siguiendo por esa línea, el Utilitarismo, indica que todos nuestros actos están encaminados a alcanzar la felicidad y evitar el dolor.

El Nihilismo sugiere claramente que la vida no tiene ningún significado en sí misma. El filósofo Albert Camus incide en esta idea proclamando que lo absurdo de los seres humanos es buscar significado y sentido donde no existe ninguno y lo único que cabe es vivir con dignidad y trascender el sinsentido de la vida.

En la era actual el Pragmatísmo sugiere que la compresión práctica y útil de la vida es más importante que la búsqueda de una verdad abstracta. El significado de la vida solo se encuentra a través de la experiencia.


En el Existencialismo cada persona establece el sentido de su propia vida que no está determinada por un Dios sobrenatural, uno es libre en voluntad y conciencia. Ante la "gran pregunta" el existencialista apela a la razón, lo que produce sentimientos de ansiedad y pavor al verse solo ante la responsabilidad hacia su propia vida.

El humanismo actual defiende que el sentido de la vida debe enfocarse de manera personal y todo el mundo llegará a la misma respuesta: ser feliz.

Por último,  para Viktor Frankl el sentido de la vida es encontrar un propósito, un por qué, que siempre es personal y distinto para cada ser humano.

lunes, 14 de marzo de 2022

Descubriendo a Patricia Highsmith

 


Nunca me había interesado por Patricia Highsmith porque no soy muy de género negro ni thriller, pero sí había visto algunas películas basadas en sus novelas, como El talento de Mr. Ripley, que acabo de descubrir que es un remake de A pleno sol, interpretada por el guapísimo Alain Delon en 1960. 


También he visto alguna vez Extraños en un tren y alguna pelicula más, así como he leído Carol y Una afición peligrosa, que recuerde.


Y de repente me veo inmersa en un libro suyo titulado Suspense en el que da consejos a escritores sobre cómo escribir este género, lo que me ha llevado a leer El talento de Mr. Ripley  (mucho más interesante leerlo que ver la película, os lo aseguro).






Su vida personal, al parecer, es tan fascinante como cualquiera de sus novelas: alcohólica, lesbiana, misógina, misántropa... prefería la compañía de sus gatos y caracoles a las de los seres humanos. Fue una lectora voraz desde niña y la temática de sus novelas refleja su especial interés por la mentira, la culpa, el crimen y la psicopatía que suelen caracterizar a sus personajes.




Falleció en 1995 a los 74 años y nos dejó  más de 30 libros entre novelas, cuentos, ensayos y otros textos.

Conmigo ha ganado una fan y os la recomiendo.

jueves, 3 de marzo de 2022

¿Qué entendemos por felicidad?


Con el fin de preparar una charla filosófica he buscado información sobre qué se entiende por
felicidad. Y estos son algunos de los conceptos que he encontrado:

Para Aristóteles, la felicidad estaba relacionada con el equilibrio y la armonía, y se conseguía mediante acciones encaminadas a la autorrealización. 

Epicuro señalaba que la felicidad suponía la satisfacción de los deseos y los placeres.

Los estoicos  consideraban que la felicidad se alcanzaba dominando las pasiones y prescindiendo de las comodidades que impiden la aceptación de una existencia determinada.

 Para Leibniz, defensor de la tesis racionalista, la felicidad es la adecuación de la voluntad


humana a la realidad.

Para Sigmund Freud la felicidad es algo utópico, pues considera que, para que sea posible, no podría depender del mundo real, donde los individuos están expuestos constantemente a experiencias desagradables, como el fracaso y la frustración y, en este sentido, sostiene que a lo máximo que podría aspirar un ser humano es a una felicidad parcial.

Según la RAE  La felicidad es un estado de grata satisfacción espiritual y física

2. Una persona, situación o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz 

3. Ausencia de inconvenientes o tropiezos.


Las corrientes actuales de psicología y filosofía ponen el acento en lograr por nosotros mismos un estado de felicidad permanente trabajando por alcanzar la  paz interior mediante la meditación, la aceptación y el pensamiento positivo, además de implementar las acciones necesarias para alcanzar los objetivos personales.

Lo que está claro es que la felicidad es una condición subjetiva y no significa lo mismo para todas las personas. 

En mi opinión depende de la escala valores de cada individio.Y me parece muy peligroso poner nuestra felicidad en manos de otros o en circunstancias externas que no podemos controlar.

¿Qué opináis?


domingo, 20 de febrero de 2022

Madres paralelas, de Pedro Almodóvar

 


Ayer vi Madres paralelas, de Pedro Almodóvar, una de las películas favoritas en los Goya, nominada a un montón de premios y que al final no se llevó ninguno; seleccionada también para los Oscars de Hollywood (donde me temo que correrá la misma suerte) y muchas nominaciones a otros premios, como ocurre siempre con cualquier película de Pedro Almodóvar que, por supuesto, se lo merece y se lo ha ganado a pulso a lo largo de los años.


Vaya por delante que soy fan de Almodóvar desde sus inicios, aunque tengo que decir que algunas de sus películas (en la primera década de este siglo) no me han gustado nada; sin embargo, me encantan todas esas pelis que hablan de sentimientos, que presentan gente corriente en su faceta más humana, problemas con los que puede encontrarse cualquiera de nosotros; en realidad es el tipo de personajes y de historias que yo misma escribo porque me interesan básicamente los sentimientos y la psicología de las personas.

Madres paralelas me gustó, me pareció una película entretenida y en algún momento me llegó a
emocionar, pero no del todo... Penélope está guapísima y estupenda como actriz, pero no para Oscar, ni para Goya, no es por su culpa, es que el personaje no da para más, no llega, se queda en la superficie, todo en realidad en la película es superficial. Y el tema de la memoria histórica me pareció un "pegote", no venía a cuento, solo me pareció una excusa para propiciar la relación chico-chica. Y considero que es un asunto muy serio que hay que tratar con la debida consideración y respeto y en profundidad, no como mero vehículo de conexión. El final te deja con la sensación de que eso era lo importante, pero sabes que no es cierto y te deja un mal sabor de boca. Me faltó una escena final en la que todos fueran felices y comieran perdices, que es de lo que va la historia.


En cualquier caso, es una película que vale la pena ver. Y pese a mi opinión personal, le deseo toda la suerte del mundo en los Oscars.

domingo, 23 de enero de 2022

Chipre, la isla de los gatos

 

Gatos de Lárnaca

En mi reciente viaje a Chipre me sorprendió la enorme cantidad de gatos que había por todas partes. Gatos preciosos, bien alimentados, amistosos, confiados... Por todos los rincones hay distribuidos recipientes de agua y pienso a su disposición y la gente los trata con cariño y respeto.

Y yo que soy una apasionada de los gatos me interesé por conocer la historia:

Al parecer, en el siglo IV de nuestra Era, Elena de Constantinopla (madre de Constantino el Grande) llegó a la isla, prácticamente desabitada por aquel entonces a causa de una sequía de 36 años, y decidió fundar el monasterio de San Nicolás; en aquella zona proliferaban las serpientes venenosas, por lo que mandó traer un barco lleno de gatos desde Egipto y Palestina para que acabaran con ella.

La Okupa a los pies de mi hijo esperando la comida.
Los monjes del monasterio cuidaban y alimentaban a los gatos y con el paso de los años las serpientes
desaparecieron pero los gatos se quedaron. 

La invasión otomana de la isla en el siglo XVI destruyó el monasterio y los gatos se desperdigaron por toda la isla, hasta que en siglo XX fue entregado a una concregación de monjas que recuperaron la tradición y a día de hoy el monasterio es conocido como "El monasterio de los gatos". Recibe una pequeña subvanción del gobierno y subsiste con las donaciones de los turistas.

Se dice que en la actualidad hay tantos gatos como habitantes tiene Chipre. Se realizan campañas de control y esterilización (se les marca con un pequeño corte en la oreja) y hay varias protectoras felinas por la isla, pero es imposible controlarlos a todos.

La Okupa durmiendo conmigo

En casa de mi hijo teníamos una "okupa" que venía cada día a la hora de comer y se quedaba a dormir cuando hacía frío o llovia.

Si yo viviera allí seguro que tendría la casa llena de huéspedes fijos. Hice muchas fotos de los gatos, os dejo algunas.

miércoles, 12 de enero de 2022

Reflexiones sobre el 2021: Un año de aprendizaje y recuperación


Después del nefasto 2020 que nos sorprendió a todos con una pandemia que no se le habría ocurrido ni al mejor escritor de Ciencia Ficción, esperábamos el 2021 con ilusión, con esperanzas renovadas, como si por arte de mágia el cambio de año pudiera borrarlo todo y el 1 de enero nuestra vida pudiera volver a ser la misma de antes de semejante descalabro. 

Pero no, el tiempo del calendario no es más que una convención artificial creada por el Hombre para organizar nuestra vida de alguna manera. El tiempo, en realidad, es un continuum que puede ir cambiando las circunstancias de nuestra existencia progresivamente, pero no por el simple paso de hoja en un calendario.

Y el 2021 ha sido eso: una continuación del 2020. Quizá más tranquilo, una vez superado el shock
inicial; nos hemos acostumbrado a convivir con la pandemia, hemos tomado medidas, las seguimos tomando, y aprendemos a vivir con un nuevo virus que tal vez se quede para siempre. No hay una "Nueva Normalidad" que esperar, la normalidad ya está aquí, es la que vivimos ahora, y tenemos que adaptarnos a ella.

Creo que todos hemos aprendido algo y lo hemos asimilado, hemos aprendido sobre la vida, sobre las personas, sobre nosotros mismos, sobre lo vulnerables que somos; hemos aprendido que hay que vivir hoy porque mañana no sabemos lo que puede pasar.

Para mí, por lo menos ha sido así. El 2020 fue el peor año de mi vida a nivel personal, empeorado por las circunstancias que vivíamos todos; el 2021 no empezó mejor,obviamente Pero me centré en trabajar en mí, en buscar más en mi interior que en el exterior; reflexioné mucho (antes tenía la sensación de que no me quedaba tiempo ni para pensar), encontré el camino de la espiritualidad (no de la religión), me reconcilié conmigo misma y poco a poco me fui levantando y abriéndome de nuevo a la vida.


A día de hoy me siento bien, en paz. Y es que cuando tú cambias todo cambia.

Por eso pienso que este año, como el anterior,  no han sido los peores de mi vida, quizás han sido los mejores, porque me han "obligado" a enfrentarme conmigo misma, a contarme muchas verdades, a aceptar la realidad y cambiar mi actitud ante ella. Y eso me ha hecho más fuerte y más sabia.

Ojalá para los que me leéis, lo peor también se haya convertido en lo mejor.

viernes, 12 de noviembre de 2021

Rota se camina igual, de Lorena Pronsky

 


Llegué a este libro por casualidad, o no, se dice que en ocasiones son los libros los que nos buscan porque saben que los necesitamos y se plantan ante nosotros para llamar nuestra atención.

Lo primero que me atrajo fue el título: Rota se camina igual. Y desde sus primeras páginas me pareció una obra impresionante, diferente a todo lo que he leído, cruda, esperanzadora, un grito de rabia, una manera de sacudirse el dolor, de soltarlo, de gritarlo para liberarse.

No es una lectura fácil ni para todos los públicos, no es una novela para pasar el rato, ni siquiera es una novela; es prosa poética, o poesía en prosa, como se quiera ver. Solo quien tiene los sentimientos a flor de piel puede entenderla, identificarse con ella, encontrar en ella las palabras para expresar los sentimientos que no sabe nombrar.

Solo recomendada para almas sensibles.

La autora: Lorena Pronsky nació en La Plata, Argentina, en 1976. Se licenció en Psicología en la Universidad Católica de su ciudad en el año 2003. Comenzó su actividad en un importante centro hospitalario de su ciudad natal, con pacientes oncológicos. Posee una destacada experiencia en el área de la psicología clínica y en el tratamiento de adicciones.

Amante de la literatura, en el año 2017 empezó a escribir y compartir sus escritos en un blog al que llamó Curame, al poco tiempo publicó su primer libro, Rota se camina igual, que se convirtió de inmediato en un best seller. Da conferencias en diversas partes del mundo.


Os dejo algunos párrafos de Sola se camina igual:



"El amor sucede, no se piensa, sucede"


"Un día entero sin consuelo, en una espera agonizante de alguna señal que me calmara la angustia atravesada en la garganta".


"Cualquiera que tuvo el tupé de arruinarme un rato de mi vida, lo hizo bajo mi consentimiento. Yo permití gente en mi agenda que me dolía hasta en las muelas".


"Si extraño, llamo. Sin necesito, pido. Si deseo, se nota. Si algo me lastima no quiero intentarlo otra vez".


"Nadie tiene que quererte como vos necesitás que lo haga".


"Solo en el barro podemos florecer".


"Prefiero la herida, y no el cuerpo impoluto y casto de no haberlo probado todo".


"Duele. Las pérdidas, los desengaños, los desencuentros, los abandonos, las decepciones, los sueños frustrados y las promesas incumplidas duelen, carajo, todo duele":


"El que grita está haciendo ruido para que no se le note el dolor. Toda demanda es demanda de amor".




domingo, 17 de octubre de 2021

DENUNCIA: OJO CON KIWI.COM


En esta ocasión, lamentablemente no voy a hablar de libros ni de literatura. Utilizo mi blog para denunciar a una agencia de viajes que engaña a la gente ofreciendo vuelos baratos que acaban saliendo muy caros.
Y lo hago aquí como lo he hecho antes en Facebook para que quede constancia por si me denuncian ellos a mí y me bloquean la cuenta, que todo es posible. Pero considero que este tipo de abusos se tienen que dar a conocer, ya que otra cosa parece que no se puede hacer.

Tenía intención de viajar a Chipre en noviembre y recurrí a Kiwi.com que ofrece vuelos muy baratos. Debía hacer una escala a la ida y otra a la vuelta, pero valía la pena por el precio total.
Pero lo barato sale caro. En una semana me han cancelado 2 vuelos y te "ofrecen" la opción de cambiarlo por otro pagando una diferencia. Acepté el primer cambio, con el segundo ya me salía el doble de caro, pero habría estado dispuesta a pagarlo si tuviera la certeza de que no se cancelarían más vuelos y el monto no seguiría aunmentando.


Les envié un mensaje y se lavan las manos, dicen que las cancelaciones las realiza la compañía aérea, en este caso, Ryanair. He viajado mucho con Ryanair y jamás me han cancelado un vuelo.

Dejo el enlace de la página de Kiwi.com en Facebook porque es digno de verse la cantidad de quejas por cancelaciones y devoluciones que al parecer nunca llegan: https://www.facebook.com/kiwicom247

Esta empresa se encuentra situada en Chequia y parece que un robot responde a las quejas en Facebook sin inmutarse (y digo esto porque si fuese una persona se le tendría que caer la cara de vergüenza).
Ya en agosto salió un artículo en El País sobre esta empresa. Ryanair advertía que no aceptaría el checking hecho con Kiwi por contener irregularidades. Ha habido viajeros que se han quedado en tierra por esta causa o han tenido que pagar mucho más de lo normal por sus billetes.


De momento yo me quedo sin viaje y dudo mucho que recupere ni un euro, por lo que he podido leer en su Facebook de otras "víctimas".


Solo me queda el derecho al pataleo y advertiros para que no contratéis servicios con esta agencia y os llevéis un disgusto como me ha pasado a mí.

En fin, de todo se aprende. No me volverá a pasar.

domingo, 3 de octubre de 2021

"Lo que resistes, persiste; lo que aceptas te transforma" (Carl Jung)

 


Carl Gustav Jung (1875-1961) fue un médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo. En sus inicios colaboró con Sigmund Freud, aunque con el tiempo se distanció de él y fundó la escuela de psicología analítica, también llamada psicología de los complejos y psicología profunda.

Tiene una inmensa bibliografía, por lo que es difícil destacar algún título. Su figura incluso ha inspirado alguna película, como "Un método peligroso", que muestra precisamente su relación con Freud y la creación de su propia escuela de psicología.

Tenía una presencia destacada en los libros de texto cuando yo estudiaba la carrera de psicología y creo que es uno de los psicólogos que más ha aportado a la psicología moderna. De hecho sigue presente a diario en el mundo cibérnetico actual en forma de "memes" y de frases suyas con las que es facil encontrarse en las redes sociales.

Os dejo algunas de sus reflexiones más interesantes: 

"Lo que resistes, persiste; lo que aceptas te trasforma", la frase que da título a este post hace referencia a la ACEPTACIÓN. Tendemos a negar lo que no nos gusta, pero la negación crea una resistencia y potencia aquello que negamos creando una guerra absurda contra la realidad. Solo desde la aceptación podemos actuar sobre algo y cambiarlo. No solo lo dijo Jung, esta aseveración también tiene una vertiente en la Física, en la 3ª Ley de Newton: "Toda acción provoca una reacción igual o contraria". Es decir, que cuando me resisto a algo estoy creando una fuerza de oposición, o sea, alimentando aquello contra lo que lucho.


Otras frases de Carl Jung dignas de atención:

"Quien mira hacia afuera, duerme, quien mira hacia dentro, despierta". Esta frase hace referencia al autoconocimiento y la reflexión. No busquemos las soluciones fuera de nosotros sino dentro, en nuestra mente, en nuestras creencias, en los límites que nos hemos impuesto.

"Todos nacemos originales y morimos copias". Nos amoldamos al entorno aun a costa de nuestras propias necesidades y deseos.

"Todo depende de cómo vemos las cosas, no de cómo son en realidad". La percepción que tenemos de la realidad nace de nuestras creencias y aprendizajes. No hay una realidad absoluta ni igual para nadie.

"Todo lo que nos irrita de otros nos lleva a un mejor entendimiento de nosotros mismos". Deberíamos preguntarnos por qué nos molesta algo o alguien, seguramente hay alguna proyeccción de nosotros mismos.

"Hasta que no seas consciente de lo que llevas en tu inconsciente, este guiará tu vida y lo llamarás 
destino". Volvemos al autoconocimiento y la reflexión, conocernos a nosotros mismos, cambiar lo que debamos cambiar, no dejarnos dominar por el Ego.

Hay otras muchas más frases de Jung que vale la pena leer y reflexionar sobre ella. Os animo a buscarlas y ojalá os ayuden a mejorar vuestra vida.



viernes, 30 de julio de 2021

to write or not to write, that is the question


Disculpad el título en inglés, pero es que mola más que en español y me apetecía parafrasear a Shakespeare.

Hace mucho que no escribo en el blog, hace mucho que no escribo en ninguna parte, la verdad; hace un año exactamente que abandoné una novela con 150 páginas escritas y no he sido capaz de abrir el Word ni mucho menos ponerme a escribir hasta hace unos días.

El año largo de pandemia y otros temas personales me han pasado factura provocándome un bloqueo creativo que no me veía capaz de superar.  Desde que empecé a escribir hace diez años no había parado, era como el leer: una adicción, una necesidad vital, lo que daba sentido a mi vida, lo que yo era: escritora. ¿Si un escritor no escribe sigue siendo escritor?

Me consta que a otros escritores les ocurrió lo mismo, cuando menos, al principio de la pandemia. Pero muchos se sobrepusieron una vez adaptados a la "nueva normalidad" y empezaron a crear de nuevo, quizá incluso más que antes, ya que tiempo nos sobraba y  la vida se nos había quedado tan pequeña que parecía incluso necesario escapar a otros mundos.


Yo no podía. Durante un tiempo ni siquiera podía leer, luego sí, pero escribir me daba miedo. Ya no me
interesaba la historia que había interrumpido en julio de 2020, en mi mente bullían  historias reales que absorbían toda mi energía y me dejaban sin fuerza, sin confianza en mi misma ni en mis capacidades como escritora.

El escritor es un ser sensible, delicado, inseguro como todo creador, como todo artista; su material de creación está en su mente, en su imaginación, en sus propios sentimientos.

La noticia (grande para mí) es que he retomado mi novela, he empezado desde cero y cada día me siento más atrapada por los personajes y sus avatares. Me despierto con ellos y me duermo con ellos, y eso, como bien sabéis todos los que escribís es lo mejor que nos puede pasar.



Pero este año de bloqueo no ha sido un tiempo perdido; he reflexionado mucho, he aprendido mucho, y espero que todo ello se refleje en mis próximas obras. 

De momento, work in progress.

Feliz verano.



jueves, 24 de junio de 2021

Añorando las viejas verbenas de Sant Joan


 "Verbena" es una de mis palabras favoritas, me parece preciosa, evocadora, me trae recuerdos de ilusión infantil, como canta Joan Manel Serrat en "Per Sant Joan", de nostalgia por las ilusiones perdidas, de fiesta, fuego, magia.

Recuerdo las verbenas de cuando era niña, la excitación de estar en la calle hasta altas horas de la noche acompañada de la familia, claro está, contemplando, extasiada, la hoguera en la que se quemaban muebles viejos. Aquella noche los mayores también se volvían un poco niños, reían, charlaban, bailaban, tenían la mirada brillante y se olvidaban de las preocupaciones por unas horas.


En la adolescencia se añadía la excitación de ponerme guapa, ver al chico que me gustaba, tal vez bailar con él, o conocer a alguien que me llenara el corazón de ilusión. Sí, entonces en las verbenas se bailaba. En esa época el fuego cobraba un valor mágico, le pedíamos deseos (casi siempre de amor), podíamos probar el cava.

En la juventud las fiestas eran de azotea con farolillos o de recorrer calles en busca de la fiesta más divertida. Música, baile, coca y cava, ya podíamos beber y lo hacíamos con vehemencia con los consiguientes estragos mañaneros, en ocasiones, contemplando la salida del sol, antes de rendirnos al sueño.

Y en la edad adulta llegaron los petardos... Tal vez ya estaban antes, pero no los recuerdo, o no me molestaban, o no eran tan excesivos como ahora (se nota que me hago mayor), ciudades bombardeadas durante toda la noche, niños que no pueden dormir, gatos asustados que no saben dónde meterse.

Recuerdo la novela de Juan Marsé, "Últimas tardes con Teresa". Los protagonistas se conocen en una verbena en la parte alta de Barcelona, una verbena tradicional con música y baile en la que todo puede suceder, los corazones están abiertos a la magia y a dejarse sorprender. Una novela maravillosa que os recomiendo si no la habéis leído.


Ahora ya no hay magia, solo ruido, a ver quien hace más. Cuando mi hijo era pequeño ya no era lo mismo, claro, él quería tirar petardos y yo que se terminaran y poder volver a casa, hasta le escondía algunos para que se acabaran antes.

En los últimos años he huido del ruido y los petardos escapando de la ciudad para refugiarme en algún pueblo, en alguna casa tranquila en la que también hubiera música, coca y cava, viendo los fuegos artificiales con el sonido de los petardos de fondo, pero lejos de mí. El año pasado fue estupendo gracias a la pandemia (sí, también tuvo cosas buenas). No había fiestas en la playa, no había aglomeraciones ni casi petardos, solo el mar como paisaje y los fuegos artificiales llenando la noche de color.

Sea como sea, espero que lo hayáis disfrutado.

domingo, 13 de junio de 2021

"Come, reza, ama" (la novela) Elizabeth Gilbert


Hace tiempo que no comento mis lecturas... Bueno, en realidad no lo he hecho desde que empezó el año,
prácticamente. Pero leer, leo, eso sí, y lo último que he leído es la novela que os traigo hoy porque me ha impactado de manera especial. 

Seguro que a todos os suena la película del mismo título, interpretada por Julia Roberts hace unos años. Yo la vi en su momento sin  demasiado interés, pero de pronto hace poco me vino a la cabeza y me apetecía volver a verla. Al final opté por el libro en el que está basada y no hay color... La novela, pese a tener un cierto tono humorístico es mucho más rica y profunda que la película (que también he visto al final).

Para quien no la conozca, se trata de una historia en la que la protagonista, tras un doloroso divorcio y una relación posterior fallida, decide tomarse un año sabático para encontrarse a sí misma. Se va primero a Italia (donde se dedica a comer), esa es la parte menos interesante para mi gusto; después a un ashram de la India donde reza y medita y finalmente  a Bali para acabar de encontrar el equilibrio y lo que encuentra es el amor (Javier Bardem en la peli).


La verdad es que con el "mono" que tengo de viajar me han entrado unas ganas locas de hacer lo mismo
que la protagonista; al fin y al cabo yo también estoy buscando el equilibrio y creo que un año sabático lejos de mi ambiente habitual me vendría muy bien (aunque sin Javier Bardem para rematar).


En la novela hay algunas frases que son perlas de sabiduría: 

"Somos lo que pensamos. Los sentimientos son esclavos de los pensamientos y uno es esclavo de sus sentimientos".

"Hay almas que son un espejo, te sacan todo lo que tienes reprimido, te hacen volver la mirada hacia adentro para que puedas cambiar tu vida, te tiran abajo todos los muros y te despiertan de un porrazo. Llega a tu vida para quitarte un velo de los ojos y luego se marcha".

"La felicidad es consecuencia de un esfuerzo personal. Luchas por conseguirla, te la trabajas, y cuando la encuentras tienes que seguir luchando para conservarla".



"Los yoguis dicen que toda la tristeza de la vida humana la producen las palabras, y toda la alegría también".

Todo esto no está en la película. Yo por mi parte os recomiendo la novela.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails