jueves, 29 de agosto de 2013

Esto ya no es lo que era, los tiempos cambian

Lluna con 1 mes (2006)
Muchas cosas han cambiado desde que inicié este blog allá por el 2008.

Entonces el blog y escribir mi primera novela, Nunca fuimos a Katmandú, centraban mi actividad en Internet y eran muchos los amigos que compartían su tiempo y sus ilusiones conmigo.

Pero el mundo tecnológico se mueve a una velocidad de vértigo y han aparecido en Internet muchas otras formas de comunicarse y compartir, como Facebook, Twiter y cientos de opciones más en las que ya me niego a entrar.
Celebrando la publicación de Nunca fuimos a Katmandú (2010)

Los amigos que formaban parte de aquel alegre bloguerío han ido desapareciendo. A muchos los he reencontrado por otros sitios en los que la comunicación es más inmediata, pero menos cálida, diría yo.Otros se mantienen fieles a sus blogs y a los viejos amigos.
Entiendo también que con el paso de los años las ocupaciones de unos y otros han cambiado y todos disponemos de menos tiempo.

Yo misma, con tres libros publicados, escribiendo y ocupada con Talleres de Escritura y Lecturas de manuscritos, no sé ya cómo sacarle tiempo al tiempo para estar en todo.

La familia literaria y felina ha crecido (2013)
Por eso también yo me prodigo menos por aquí. Intento hacer una entrada semanal, pero a veces no es posible. Y desanima comprobar la poca respuesta que hay y la sensación de que los pocos que participan lo hacen un poco por compromiso. Algo que es de agradecer, por cierto.

Por tanto, aunque no abandonaré el blog del todo porque le tengo mucho cariño,  solo lo actualizaré cuando me apetezca y tenga algo que contar.
Presentando mi tercer libro, Habana Jazz Club (2013)

Espero que nos sigamos encontrando, aquí o por los universos virtuales.

¡Besos para tod@s!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails