lunes, 10 de octubre de 2011

Tres años de blog

Y parece que fue ayer cuando escribí, tímidamente,  aquel primer post dedicado a la memoria del irrepetible Paul Newman, que acababa de dejarnos sin el brillo insolente de su mirada azul.

Desde entonces, han cambiado muchas cosas en mi vida, todas para mejor. La mayor parte de los sueños, que casi no me atrevía ni  a soñar, se han hecho realidad y he podido compartirlos con vosotros: soñaba con publicar la novela que acababa de terminar y con ser una escritora a tiempo completo, y lo he conseguido. Mi primera novela, Nunca fuimos a Katmandú, se publicó hace un año y  sigue viva y presente en las librerías, y yo sigo luchando por ella. De hecho, tengo varias presentaciones,  programas de radio y actividades pendientes que ya os iré contando.

Pero como de escribir novelas no se vive, tenía claro que quería hacer cosas relacionadas con la escritura para sobrevivir, y a estas alturas, me falta tiempo para todo: imparto un taller de escritura creativa, colaboro con mi agencia como lectora, realizo varias actividades en asociaciones de las que formo parte y tengo mil proyectos más que, visto lo visto, estoy convencida de que saldrán adelante.

No me queda mucho tiempo para el blog, aunque parece que a muchos de los amigos que se asomaban hace tiempo por aquí, tampoco. Cambian los intereses o cambian las querencias, o ambas cosas. Otros seguís aquí (y os lo agradezco), y también hay gente nueva.
Me gusta mantener este rinconcito y ese contacto, y espero seguir haciéndolo por mucho tiempo y que sigáis ahí.

Gracias a tod@s un año más.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails