martes, 2 de octubre de 2018

8º aniversario de la publicación de mi primera novela: Nunca fuimos a Katmandú

Primera edición de la novela

A finales de septiembre se cumplieron ocho años desde la publicación de Nunca fuimos a Katmandú, mi primera novela. La familia literaria ha crecido considerablemente desde entonces y ya le acompañan siete libros más.

Pero Nunca fuimos a Katmandú siempre será especial para mí (y me consta que para muchos de mis lectores). Quizá no sea mi mejor novela, ni la mejor escrita, ni la mejor estructurada, pero seguro que es la más fresca, la más espontánea, y tal vez por eso, la que llegó más a los lectores y sigue llegándoles, porque después de ocho años continua vendiéndose en Amazon de manera continuada.

Escribí Nunca fuimos a Katmandú sin encomendarme a Dios ni al Diablo, sin apenas preparación, desde las tripas. Yo escribía y la historia fluía. Ni siquiera estaba en mi mente la idea de publicarla, escribía porque me apetecía, sin más.

El ebook




Sin embargo, cuando la terminé pensé que tal vez esa historia podría  gustar a otras personas, y de nuevo, sin pensármelo dos veces, envié una propuesta a una agencia literaria. Y para mi sorpresa, al día siguiente recibí una respuesta: les interesaba mi novela.

Leí el e-mail infinidad de veces, me dieron ganas de imprimirlo, enmarcarlo y colgarlo de la pared, pero me contuve.

Un año más tarde el libro estaba en las librerías de toda España y de América Latina por obra y gracia de la Editorial Viceversa (lamentablemente, desaparecida a día de hoy). El día de su publicación lo celebramos a lo grande y recorrimos varias librerías de Barcelona para contemplarlo en los estantes. De repente, estaba viviendo un sueño.

Celebrando la publicación del libro



Algún tiempo después yo misma publiqué el ebook en Amazon y, poco a poco, fue escalando posiciones hasta colocarse en el número 1 de ventas en España, Italia y Alemania.

No he logrado repetir esa hazaña, aunque no puedo quejarme, todos mis libros gozan de una buena aceptación por parte de los lectores. Pero Nunca fuimos a Katmandú siempre será especial porque  fue el principio de todo, el inicio de una nueva vida para mí: mi etapa de escritora a la que me dedico de lleno desde entonces.




Escritora novata recorriendo librerías







He aprendido mucho desde que escribí aquella primera
novela, sigo aprendiendo con cada libro que escribo y cada vez siento una mayor responsabilidad y me embargan más miedos: no puedo defraudar a mis lectores.. ¿les interesará mi nueva historia?
Sin embargo, disfruto de mi trabajo y no puedo imaginar una vida mejor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails