viernes, 16 de diciembre de 2011

El regreso del hijo pródigo

Hoy dejamos la cultura de lado para hablar de algo más personal como es la visita de mi hijo después de casi un año viviendo en Sicilia.

Los que estáis en Facebook ya estaréis más que hartos de  mis fotos almibaradas con  cara de pánfila y  mi niño al lado, pero qué queréis, una también es humana, y madre :)

Ya sabéis que en septiembre fui yo a visitarle a Catania, pero no es lo mismo que tenerlo en casa, recuperar de alguna manera la rutina de siempre como si nunca se hubiese ido, verlo entrar y salir, comer juntos cada día, charlar, compartir actividades, paseos por el barrio...en fin, estoy segura de que las que tenéis hijos que han volado lejos del nido me entenderéis perfectamente.

Allí parece que está bien; tiene trabajo y novia, ¿qué más se puede pedir? Bueno, sí, yo podría pedir que el trabajo y la novia los tuviera al lado de casa, pero qué se le va a hacer, si él está bien, yo también. No está aquí el patio como para decirle que se quede. Aunque espero que venga dentro de tres o cuatro meses, como tiene intención, pero a saber, porque cambia de planes cada día...

La sorpresa es que también escribe y lee como un poseso ¡y en italiano!. Incluso ha publicado algún artículo en un portal universitario, www.http://60pezzi.it: "La vita sulla strada", que encierra su filosofía de vida. Aquí os lo dejo, por si lo queréis leer.

Y ahora que ya me he limpiado las babas y he presumido de hijo solo me queda desearos un estupendo fin de semana.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails