miércoles, 23 de marzo de 2011

Adiós a Elizabeth Taylor

Hoy dejamos a un lado la literatura para trasladarnos al mundo del cine y despedir a una de sus más grandes estrellas: Elizabeth Taylor, que ha fallecido a los 79 años.

Hay personajes públicos que, aún estando muy lejos y no habiendo tenido nunca la oportunidad de conocerlos personalmente ni haber cruzado siquiera un saludo con ellos, los sentimos muy cerca, y su desaparición nos afecta como si se tratara de un familiar, de un amigo, de un conocido al que apreciábamos. Al menos, a mi me ocurre. En mis recuerdos más antiguos Lyz Taylor ya era parte de mi vida a través de sus películas, me sentía fascinada por su belleza, y alimentó mis sueños de ser actriz, de emularla en aquellas heroínas que ella interpretaba. Su glamourosa vida de estrella de Hollywood me deslumbraba, y sus tormentosas relaciones personales desbocaban mi imaginación.

Pero la Taylor tenía también un encanto especial que emanaba de sus increíbles ojos color violeta, y una sonrisa dulce, bondadosa, que la hacían cercana.

Como actriz, inolvidable La gata sobre el tejado de zinc caliente, con  Paul Newman; la pantalla echaba chispas con tanta belleza y talento como desplegaban entre los dos.
¿Y qué decir de Quién teme a Wirginia Woolf, que le dio su segundo oscar? 
Y tantas y tantas películas que le valieron diversas nominaciones más y el reconocimiento y el respeto del mundo entero.

Hoy, Hollywood se apaga un poco más, uno de sus últimos y más grandes mitos ya no está para iluminarlo con su luz.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails