martes, 2 de diciembre de 2008

Acoso telefónico


¡Estoy harta! No pasa un sólo día sin que reciba una de esas odiosas llamadas de telemárqueting que además parecen adivinar el momento en que más pueden molestarte: cuando estás comiendo tranquilamente con tu familia, cuando estás durmiendo la siesta...o no, cuando estás cómodamente tumbad@ en el sofá con tu mantita y dos gatos felices ronroneando encima...Suena el teléfono y oyes el consabido "buenas tardes, encantad@ de saludarle...", y ya no sirve la socorrida respuesta de "gracias, no me interesa", porque ellos insisten (como es su obligación, por otra parte), y te van a rebatir cualquier excusa que les pongas.
Puede que hace algunos años este sistema de ventas resultase efectivo; pero ahora ya no, todos estamos más que hartos; de que nos molesten, de que nos engañen, de que incluso nos endosen productos que no hemos solicitado. Alguien debería tomar medidas y poner freno a este acoso puro y duro que atenta contra la intimidad.Ni en nuestra propia casa podemos estar tranquil@s.
Yo lo he probado todo; desde escuchar pacientemente para excusarme después, pasando por el "no me interesa" y colgar, hasta soltar cuatro improperios.
Al final he encontrado la solución grabando este mensaje en mi contestador: "Servicio de contestador antitelemarqueting 24 horas; si eres amig@ o conocid@ di algo después de la señal y si estamos responderemos, sino, te llamaremos". Y no respondo a la llamada hasta que sé quien está al otro lado de la línea.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails