sábado, 21 de agosto de 2010

Viajes literarios

Una de las cosas que más me apasionan en la vida, aparte de escribir, es viajar.

Una novela, en sí misma, ya supone un viaje por el mundo de la fantasía, de las historias imposibles, o no; nos permite ser testigos de vidas ajenas, evadirnos de la realidad inmediata, y  tal vez conocer otros países a través de sus páginas, otras culturas, igual que cuando hacemos un viaje real pero desde la comodidad de nuestro sofá.

Muchos de los libros que he leído han despertado mi interés por conocer un determinado país, por pasear por las calles de una ciudad como los protagonistas de la novela que acabo de leer, por descubrir los rincones que inspiraron a un  escritor o escritora, pisar las mismas piedras que pisaron ell@s, sentarme en los mismos cafés, conocer su entorno cotidiano.

Pero ahora me encuentro ante una nueva experiencia sumamente interesante: la de los personajes de mis novelas que se empeñan en viajar y me arrastran con ellos.

Nunca fuimos a Katmandú transcurre toda en Barcelona, así que no me hizo viajar. Pero en mi segunda novela la protagonista es cubana y un par de capítulos transcurren en la Habana; lo que me forzó a realizar múltiples viajes virtuales, ya que en esos momentos no me podía permitir hacerlo físicamente. Sin embargo, despertó mi interés por la isla y es uno de los viajes que tengo pendientes.

La tercera novela me ha llevado (virtualmente) a Dublín y al Sudeste Asiático, y por supuesto, ambos destinos ya están en mi agenda.

Lo ideal sería poder desplazarse a los escenarios donde transcurrirá la acción antes de empezar la novela, para documentarse, pero todavía no estamos a ese nivel (ni a ningún otro, jeje); a lo mejor, algún día...Siempre he dicho que me gustaría ser una escritora viajera, o una viajera escritora. Es lo bueno de este oficio: te permite trabajar en cualquier parte. Al fin y al cabo, el material de trabajo lo llevas contigo, en tu cabeza, no ocupa espacio ni pesa en la maleta, sólo necesitas papel y lapiz o un ordenador. ¿Hay algún escritor que no sueñe con algo así?
Pues eso, que como en esta época tod@s estáis de vacaciones y poniéndome los dientes largos con vuestros viajes y este año yo estoy castigada, me apetecía hablar de ellos.

¡Seguid disfrutando del verano!

PD: Aprovecho para invitaros a pasar  por mi otro blog. Hay un nuevo post sobre la novela.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails