viernes, 31 de octubre de 2008

La Reina Sofía, haciendo amig@s


Siempre fui una chica rebelde y contestataria, lo que me acarreaba no pocos disgustos por llevar mis convicciones hasta sus últimas consecuencias; hasta que en una ocasión, alguien me dijo muy sabiamente que había tres temas sobre los que no merecía la pena discutir: política, religión y fútbol; porque por alguna razón, tod@s tenemos muy clara nuestra postura sobre esos asuntos, y no sólo no estamos dispuest@s a cambiarla sino que ni tan siquiera somos capaces de escuchar, sin alterarnos, los argumentos en contra. Nunca he olvidado ese consejo, aunque a veces no he podido evitar "calentarme" con algún tema en particular y enzarzarme en una discusión estéril..."Mea culpa".
Por eso de lo que voy a hablar es de un libro: el de Pilar Urbano sobre la Reina Sofía (cuyo título no recuerdo ni tampoco pienso leer) que ha levantado tanta polvareda; lo que beneficia a la Sra. Urbano y no tanto a la Reina.
No soy monárquica ni antimonárquica, sino todo lo contrario. No me cae mal esa familia, parecen simpáticos, pero me caerían mejor si "curraran" como tod@ el mundo y no tuviéramos que mantenerlos entre tod@s, que además no paran de criar...¡claro! como no tienen problemas para compaginar vida familiar y trabajo, ni de guarderías, ni de "canguros", ni tienen que plantearse como van a pagar la universidad de sus hij@s el día de mañana...¡Así cualquiera tiene familia numerosa!
Pero lo que sí me molesta es que siendo tan campechanos, ellos, sean además "intocables", hasta el punto de que te puedan meter en la cárcel o endosarte una multa impagable sólo por opinar, por mostrar tu desacuerdo con la susodicha institución, por bromear, por lo que sea que sí se puede hacer con cualquier personaje público que vive cara a la galería y a costa de la galería.
Por lo mismo me parecen desafortunadas esas declaraciones de la Reina que se muestra contraria al aborto, a la eutanasia o al matrimonio homosexual (no se opone a que se casen, sino a que lo denominen "matrimonio"...).Tampoco me sorprende demasiado; la buena mujer va a cumplir setenta años, y viendo como se viste y se peina, se puede deducir cual es su ideario... Sin embargo, ya que se supone que es parte de la más alta institución del estado y soberana de tod@s l@s español@s, creo que estaría más guapa calladita.
Me da que la Reina ha perdido en estos días un@s cuant@s partidari@s y la República ha ganado bastantes adept@s.
"¡País...!", que diría Forges.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails