martes, 28 de julio de 2009

Calma chicha


Ayer lunes empecé a disfrutar de mis vacaciones, aunque hasta la próxima semana que me voy a Portugal tendréis que seguir aguantandome, jeje.

No he hecho gran cosa en estos dos días, la verdad es que cuanto menos se hace menos ganas se tienen. Pero para eso son las vacaciones ¿no? para descansar y romper con la rutina cotidiana. Aunque he de confesar que soy incapaz de estar sin hacer nada. Ayer estuve ultimando preparativos para el viaje: comprobando los vuelos y viendo vídeos y guias de Portugal; leyendo el Ulises y una novela de una amiga.
Y hoy he pasado el día en la playa.

No escribo y me siento culpable y algo inquieta, pero no puedo concentrarme, y además, si empiezo ya no quiero parar. Prefiero esperar a mi vuelta de las vacaciones para ponerme en serio.

La blogosfera también está semidesierta, y supongo que en agosto lo estará más. Pero es lo normal, tod@s necesitamos un descanso, incluso de éste pequeño mundo virtual que tanto nos absorbe, aunque también nos dé muchas satisfacciones.


Aprovecho para agradecer a Didac el regalo que me ha hecho por mis 10.000 visitas (hemos hecho un intercambio de gatos) y a Violeta que me ha regalado una mariposa.

Y nada más por hoy, que estoy vaga.

(Foto: Tossa de Mar, Costa Brava).

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails