martes, 1 de septiembre de 2009

¿Dónde escribes tú?


Mi gata y yo compartimos el estudio. Bueno, en realidad es su habitación, pero me deja un rinconcito para mi mesa y el ordenador, y hasta me permite que guarde mis diccionarios y libros de consulta en una estantería; aunque se toma la libertad de jugar con mis lápices y bolígrafos y hacerlos desaparecer, así como clips, chinchetas y objetos similares susceptibles de ser manipulados y escondidos por sus lindas patitas...

Pero desde que tengo el portátil se me ha planteado un dilema: ¡es tan cómodo escribir recostada en el sofá del salón! Sin embargo, mis cervicales no parecen estar de acuerdo y últimamente están protestando de forma contundente. Una pena, porque otra opción es un mirador que tengo rodeado de ventanas, fresquito en verano y cálido en invierno, desde el que me tienta otro estupendo sofá, o el balcón, con una tumbona maravillosa que ha aliviado las calurosas noches de verano. Y en invierno la cama podría ser el lugar perfecto.

Con todo, cuando trabajo en una novela y me planteo pasarme varias horas escribiendo, prefiero el estudio; es como más serio, más profesional, jeje.

¿Dónde escribís vosotr@s? ¿Tenéis un lugar establecido o un rincón preferido? ¿U os gusta más escribir fuera, en un café, un parque o una biblioteca...?

He encontrado en Internet algunas imágenes de estudios de escritores: la primera se supone que es el estudio de Charles Darwin; la segunda, el de Virginia Woolf. Muy acogedores los dos ¿verdad?

Besitos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails