sábado, 10 de enero de 2009

El asombroso viaje de Pomponio Flato (de Eduardo Mendoza)


Asombrada estaba yo mientras leía la última novela de Eduardo Mendoza, y todavía ando un tanto perpleja y sin saber muy bien qué pensar.
Según reza la contraportada, "es una historia ferozmente divertida, desternillante..."; así que como durante las navidades andaba yo alicaída, pensé que era justo lo que necesitaba para animarme un poco. Esperaba algo como "Sin noticias de Gurb", que es realmente divertida. Pero os puedo asegurar que ni me he desternillado de la risa, ni me he reído, ni tan solo he sonreído; en realidad en algunos momentos me he sentido incluso molesta por el tono escatológico general y frases como "dar por el c..." que se repiten varias veces a lo largo del libro sin venir a cuento.
También dice la contraportada que se trata de una sátira, de una parodia de las novelas seudo-históricas con una trama detectivesca, tan en boga últimamente. Será eso...
El argumento gira en torno a un fisiólo y filósofo romano que llega a Nazaret en los tiempos en que Jesús era un niño, y su padre, José, está condenado a morir en una cruz que él mismo debe fabricar (ya que es el carpintero del pueblo),acusado de asesinato; Jesús pide ayuda a Pomponio que de esta manera se ve convertido en detective y debe esclarecer el crimen para demostrar la inocencia del carpintero.
Lo que más me ha gustado es la forma de expresarse de Pomponio, con un lenguaje arcaico, ampuloso, pomposo, como su propio nombre indica; ese a sido el motivo que me ha hecho llegar hasta el final de las 190 páginas del libro. Lo que me ha gustado menos es lo que indica su apellido: Flato, esas referencias escatológicas e incluso soeces, a veces.
Y como curiosidad, es interesante el uso que hace Mendoza de los tiempos verbales, alternado el presente y el pasado continuamente mientras relata la historia.
La verdad es que me da la impresión de que el autor, o tenía que presentar un libro a la editorial, o tenía ganas de divertirse un rato; o quizás quería gastar una pequeña broma a sus lectores.
Me encantaría poder hablar con él algún día y que me lo explicara.
En definitiva, deciros que es una novela entretenida, corta, que se lee con facilidad y a lo mejor os divierte (quizás es que mi sentido del humor va en otra línea); pero la verdad es que a mi me gusta más el Mendoza de "La cripta embrujada", "Sin noticias de Gurb" o "La ciudad de los prodigios".

38 comentarios:

  1. Lo tendremos en cuenta.

    Quizás el autor simplemente quiiso hacer lo que ha hecho escribiendo algo que se le ocurrió en un momento, diferente a lo que ha hecho siempre no se, de todas maneras me lo apuntaré para sacar conclusiones, y cunado me lo lea te lo comento.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. lo tendremos en cuenta como dice Halatriste, y la verdad es que quizás esto demuestre que hay personas que siguen un camino y deberían de alejarse de el porque luego no se sabe bien caminar, no lo se, no lo he leido, pero tu opinión sobre el libro de dice eso, gracias por la entrada

    besos

    ResponderEliminar
  3. A mí desde Mauricio o las elecciones primarias este hombre no me vuelve a llamar y mira que algunas de sus novelas las he leído con ganas

    ResponderEliminar
  4. Yo como casi no leo autores contemporáneos españoles, excepto algunas cosas de Matilde Asensi y Pérez Reverte...
    (a excepción de algunos autores catalanes, que sí leo).

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Lola!
    Te he visto muchas veces por algunos blogs, y al final me he animado a entrar al tuyo, y la verdad es que me ha gustado mucho :)
    En cuanto a la entrada, yo no he leído ningún libro de Eduardo Mendoza. Creo que una vez leí un fragmento de Sin noticias de Gurb...
    Seguramente el autor quiso divertirse escribiendo... no sé...
    Me pasaré a menundo por tu blog ^^
    besos!

    ResponderEliminar
  6. Este libro deMendoza que nombras le tengo por casa y no sabía muy bien si leérmelo o no, porque no soy mucho de novela histórica. Ahora que el de sin noticias de Gurb también lo tengo y sin duda me lo iba a leer, porque me hablaron muy bien de el. Ya te contaré que me pareren.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Lola!

    He leido muy poquito a Eduardo Mendoza, sólo "La ciudad de los prodigios" y el que creo fue su prime libro: "La cripta embrujada".

    Me guardo el título, a lo mejor me lo hecho de regalo de cumpleaños.

    Un abrazote.

    MIGUEL

    ResponderEliminar
  8. Genial, Halatriste. Me encantará conocer tu opinión.

    ResponderEliminar
  9. Arwen, Eduardo Mendoza es un prestigioso y respetable autor con una gran carrera literaria a sus espaldas que admiro y respeto.
    He leído novelas suyas que me han gustado mucho; en este caso, no es que no me haya gustado o la considere mala, sino simplemente, que me ha sorprendido bastante.
    No quiero dar una idea equivocada.
    Mis comentarios sobre lo que leo son totalmente subjetivos; ni soy crítica literaria ni lo pretendo, solo doy mi opinión personal con todo el respeto hacia el/la autor/a.

    ResponderEliminar
  10. Didac, no he leído la de Mauricio, pero es que tampoco me llamaba la atención. Ésta es que me la regalaron en Navidad y tenía ganas de reirme un rato.

    ResponderEliminar
  11. Martikka, espero que el día que consiga publicar algo me leas, jejeje...aunque sea contemporanea.
    Yo prometo hacer lo mismo contigo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Alicia, bienvenida a mi tejado.
    Sí, parece que tenemos algun@s amig@s comunes. Le he echado un vistazo a tu blog y me ha gustado, volveré con más calma.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. De acuerdo, Elena.
    Espero que mi opinión no te condicione y los leas para contarnos despues que te han parecido.

    ResponderEliminar
  14. Miguel, a tí seguro que te gusta.
    Lo digo por el sentido del humor que se intuye a través de tus escritos, jeje...

    ResponderEliminar
  15. Yo, a este señor sólo le he leído la novela de Mauricio y las elecciones primarias,será la primera y la última que le lea.
    No entiendo que esa obra le reportase, además, un premio de 25 kilos por ser la novela más vendida en el año 2007.

    No la compré, sino que me la regalaron como premio en un concurso de cuentos navideños:
    http://cafedeartistas.com/octubre/viewtopic.php?t=15450
    Me pareció tremendamente aburrida,y si la acabé fue porque me comprometí a dar una opinión sobre ella en un foro.Para gustos...
    Saludos a to2s

    ResponderEliminar
  16. Lola Mariné, gracias por ahorrarme malos momentos, lo aprecio mucho.
    Un abrzo descansado.
    Sergio Astorga

    ResponderEliminar
  17. Sin noticias de Gurb era realmente divertida aunque fue el resultado de unos articulos veraniegos del autor...

    De este libro no se nada, y no puedo opinar entonces. Entiendo tu desconcierto sobre lo que dices de ciertas expresiones soeces. Solo que lo entiendo si están fuera de lugar, pero realmente, cari, en la calle se habla así, y de dicen muchas ordinarieces. Yo hoy ya no podría comprender una novela que no salga un movil y que la gente no diga tacos.. ¿Tu has oido hoy a la mayoría de las chicas (ya no digo chicos que soy yo,jajajaj) estan todo el día. "joder, tía", "la puta, tía" etc.. etc... jajaja

    Y las novelas tienen que reflejar de alguna manera el habla de la calle, jajja. Pero ahora te pido perdón si en mi blog a vces soy soez, tb. jajaja

    Bezos.

    ResponderEliminar
  18. Sólo he leído La ciudad de los prodigios de Mendoza y... tampoco me dio como para pensar en volver a leerlo.

    Por lo que cuentas, Lola, me doy por desanimado. Ya estoy cansado de leer supuestas novelas deternillantes con cara de aburrido y pensando que lo que pasa es que tengo "mala follá".

    ResponderEliminar
  19. Veo que no soy la rara que no lee a Mendoza. Si yo es que con las primeras líneas, ya veo que no...
    No he leído nada tuyo, Lola, pero me juego que cuando lo lea me interesará mucho más que Pomponio Flato, eso seguro.
    A veces un autor tiene éxito sólo por el prestigio que obtuvo en un pasado. Ahora ya es un nombre y sea lo que sea que escriba, se lo publican y encima gana premios para seguir poder escribiendo. Respeto, sí, siempre. Pero leerlo, teniendo otros miles de autores interesantes, ¡no!

    ResponderEliminar
  20. Juan, yo esa no la he leído porque no me atraía en absoluto, y desde luego no pienso hacerlo.

    ResponderEliminar
  21. Sergio, de nada, pero ten en cuenta que es una opinión muy personal; igual si lo lees a ti te gusta.

    ResponderEliminar
  22. Thiago, cielo, no me asustan las expresiones soeces, de hecho yo digo muchos tacos,y además visito tu blog a diario,jajaja... estoy de acuerdo contigo en que la literatura debe reflejar la realidad, pero dudo mucho que en el siglo I se utilizasesn en la calle las expresiones que tú mencionas.
    Quizás es que soy muy exquisita con esto de la literatura, no sé.
    Transcribo dos ejemplos sacados del libro para que tú mismo y tod@s podais juzgar:

    "—Propongo que le robemos lo que todavía lleva encima, que le demos por el culo reiteradamente y que luego le cortemos la cabeza como suele hacer con los viajeros nuestra pérfida raza".(pág.2)

    "Comen y duermen separadamente, y cada vez que se dan por el culo se hacen mil reverencias y se interesan por la salud del otro y por la marcha de sus negocios, como dos amigos que se reencontraran tras…"(pág.3)

    Esto en las tres primeras páginas, hay más.No sé, a mi me parece innecesario.

    Lee la novela y ya me contarás. A ti puede que te guste (no por nada,jajja) por el tipo de humor.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. Jesvel, a mi "la ciudad de los prodigios" me gustó mucho. Quizás porque hablaba de Barcelona y eso, y "sin noticias de Gurb" es de verdad divertida.
    Las cosas como son.

    ResponderEliminar
  24. Bueno es saberlo. La verdad es que el humor es muy subjetivo y que traten de venderte algo como lo más divertido tiene sus riesgos. ¿No te ha ocurrido alguna vez que viendo una peli o la actuación de un humorista, alguien se parte de risa y a ti no te hace ni pizca de gracia? ¿o viceversa?
    De todos modos pienso que de los libros siempre se saca una enseñanza y te invitan a pensar. Es curioso, por ejemplo, ese detalle de los tiempos verbales que a ti no te ha pasado desapercibido. Si algún día la leo ya te contaré.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Quizás me anime a leer Sin noticias de Gurb. Tengo ganas de leer algo divertido.

    ResponderEliminar
  26. Hola Maribel,
    pues si que me ha pasado, si, eso que dices del humor: a mi en general no me hacen puñetera gracia los humoristas televisivos, en cambio mi hijo se parte de risa; y otras veces yo me rio de algo y él mi mira extrañado.
    Lo de los tiempos verbales es interesante: Mendoza cambia continuamente a lo largo de toda la novela; y queda bien.

    ResponderEliminar
  27. Jesvel, yo creo que ese sí te hará reir.
    Ya me contarás.

    ResponderEliminar
  28. pasate por mi blog, hay algo para tí

    ResponderEliminar
  29. Bueno, yo de este autor no he leído nada, pero bueno, agradezco mucho esta entrada tanto por las obras de él ha tener en cuenta, como esta menos valorada del Asombroso viaje...
    Gracias por compartirlo.
    Abrazo!
    bye bye

    ResponderEliminar
  30. Gracias por la sugerencia, cariño, lo anoto :)

    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  31. Letraweb y Dianna, un saludito para cada una.

    ResponderEliminar
  32. Nunca tuve el funesto hábito de la lectura, pero, para acabarla de enredar, como buen deseo para el 2009 me he propuesto solemnemente (con toda la solemnidad que me caracteriza y distingue), eliminar cualquier atisbo de resabio del mismo

    ¿Un libro?... ¡Vade Retro!

    ResponderEliminar
  33. A mí me gusta Mendoza, pero este libro no lo he leído, así que no puedo opinar demasiado. En cambio me he reído mucho con la cripta, el tocador de señoras y demás. El protagonista, el innombrable, a mí me encanta. Creo que como homenaje salió después aquel personaje de "La sombra del viento", Fermín Romero de Torres, que me pareció genial.

    También me leí el de Mauricio y no me convenció. El de "La ciudad de los prodigios" me resultó un poco pesado, aunque es una buena novela y retrata majestuosamente la Barcelona de aquella época.

    Y Sin noticas de Gurb te hace pasar un buen rato, sin duda. Pero ya se sabe que para gustos los colores...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Pues nada, amigoplantas, que se cumplan tus deseos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Así es, Armando, para gustos los colores.Y si te gusta Mendoza y has leído varios de sus libros, puede que este tambien te guste, no sé.

    ResponderEliminar
  36. Siempre que sé de él me viene un sentimiento agridulce. Para mi constituye el paradigma de lo que pudo haber sido y no fue, o, al menos, no está siendo. No sé si es un problema de falta de exigencia y rigor, de cansancio, de falta de inspiración, o de todo un poco, pero la realidad es que no levanta cabeza.

    Tiene una novela extraordinaria, La ciudad de los prodigios y una muy buena, La verdad sobre el caso Savolta. Todo lo demás es mediocre. No pretendo ser tajante, pero estamos ante un caso de escritor de talento, del que cabe esperar mucho (pues lo ha demostrado), y que se conforma con parodias más o menos humorísticas y de preocupante falta de sustancia.

    Empleando el modo de hablar taurino, sigo esperando que "recupere el sitio" y que sus frecuentes aportaciones al absurdo debate de la “muerte de la novela” no reflejen su perspectiva sobre su propia obra.

    ResponderEliminar
  37. Javier, no puedo estar más de acuerdo contigo.
    También recuerdo muy especialmente La ciudad de los prodigios y alguna otra más. Quizás sea que con los años y el reconocimiento uno se acomoda y se vuelve menos exigente consigo mismo, no lo sé, pero es una pena.
    Gracias por tu visita y por tu comentario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Deja la huella de tu pata.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails